México recurrirá a un panel de expertos para dirimir sus diferencias respecto a la interpretación de Estados Unidos sobre la aplicación de las reglas de origen en el sector automotor en el acuerdo comercial de América del Norte, T-MEC, informaron ayer a la agencia Reuters tres fuentes con conocimiento del tema.

Las autoridades mexicanas solicitaron en agosto a las estadounidenses iniciar consultas formales sobre lo que consideran una aplicación más estricta de estas normas a los productores de vehículos y, por tanto, incompatibles con lo pactado en el acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá.

Más tarde, Canadá se sumó a la solicitud del país latinoamericano, que representa la primera etapa no contenciosa del mecanismo de solución de controversias Estado-Estado previsto en el Capítulo 31 del T-MEC.

La Secretaría de Economía de México no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el tema.

Si transcurridos 75 días después de la presentación de la solicitud las partes no logran resolver la disputa, el recurso del panel es el paso previsto en el tratado para dirimir la controversia. El plazo está por vencer la primera semana de noviembre.

La discrepancia entre México y Estados Unidos tiene que ver con la forma de contabilizar el valor de contenido regional (VCR) de los vehículos automotores que se producen en la región de América del Norte para exportarse dentro de esta misma.

El VCR mide el porcentaje de piezas producidas en la región que contiene un vehículo producido, ya sea en México, Estados Unidos y Canadá y del cumplimiento o no del VCR acordado en el T-MEC, depende que ese vehículo goce de las preferencias arancelarias del tratado.

El VCR vigente en el anterior Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) era de 62.5% y para el T-MEC se acordó elevarlo de forma gradual hasta 75% para partes esenciales, esto es, motor, chasis y carrocería, eje, suspensión, sistema de dirección y batería.

El T-MEC entró en vigor el 01 de julio del año pasado con un VCR de 66%, que se elevó a 69% este año. El cumplimiento de la tasa de 75% será obligatorio a partir del 01 de julio del 2023.

Sobre la contabilización del VCR de un vehículo, México argumenta que, una vez que una parte esencial cumple con el 75% acordado, esta debe considerarse como totalmente originaria (100%) para efectos del cálculo del VCR de la unidad. EU, por el contrario, considera que para efectos del cálculo del VCR del vehículo deberá tomarse el VCR específico de cada parte esencial, sin posibilidad de considerar al componente como 100% originario.

La interpretación estadounidense es estricta y hace más difícil el cumplimiento del VCR del vehículo terminado, pues se tendrían que promediar los valores exactos de VCR de las partes esenciales.

empresas@eleconomista.mx

kg