México superó a Japón como primer destino de las exportaciones estadounidenses de maíz en el 2015, una tendencia que se mantuvo en la primera mitad del 2016, según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Japón se había mantenido como el principal mercado en las ventas externas de este producto estadounidense desde mediados de la década de 1980.

En el 2015, México importó 11.9 millones de toneladas de maíz originario de EU, mientras que Japón sumó 11.1 millones de toneladas.

La economía mexicana tiende a ser autosuficiente en maíz blanco (harinero), pero registra un déficit de maíz amarillo, variedad usada en los sectores pecuario e industrial.

En el primer semestre del año, EU le vendió a su vecino del sur 7.3 millones de toneladas y a Japón embarcó 5.6 millones de toneladas.

El cambio muestra cómo Estados Unidos está comercializando más en México, mientras otros países, como Ucrania y Brasil, tienen una mayor participación como exportadores en los mercados internacionales.

Es también el resultado de un auge de las materias primas que comenzó en el 2007, lo que fomentó la siembra en Sudamérica y Europa del este, además de la inversión en infraestructura de transporte de granos de gobiernos e intermediarios como Cargill Inc y Archer Daniels Midland Co.

México produjo 24.7 millones de toneladas de maíz en el 2015, lo que representó 83.4% del total de granos producidos en el país, según estadísticas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

México es un mercado prioritario para los exportadores estadounidenses de maíz por proximidad geográfica y porque no pagan aranceles desde enero del 2008.

[email protected]