Querétaro, Qro. En un entorno  complicado, y frente a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México no quiere una guerra comercial, declaró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo  Villareal.

En el marco de la convención anual de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), el secretario federal habló ante el empresariado sobre la coyuntura que enfrenta el país.

“El entorno una vez más no es fácil, no es una guerra, ni queremos que lo sea, ni siquiera en términos comerciales, pero sé que contaremos con su respaldo, con su compromiso por el crecimiento de la industria nacional para juntos —una vez más— salir adelante por el bien de México”, declaró sin hacer mayor alusión al respecto.

Al mismo tiempo, refirió que esta última gestión de la Cámara de Diputados federales ha sido una de las más productivas de la historia, por ser la responsable de avalar la Ley de Mejora Regulatoria.

“Los tres años en la Cámara de Diputados han sido de los más productivos en la historia, por avanzar iniciativas que han sido fundamentales para el sector económico de México y el empresarial”, acotó.

Ildefonso Guajardo también destacó la implementación de las denominadas reformas estructurales para generar la liberalización de los mercados, así como acceso a energías alternas, un mercado laboral con mayor flexibilidad y generar mercados financieros competitivos.

“Gracias a las reformas, el grupo industrial de México puede aspirar a tener un piso parejo para competir (...) Por la reforma energética,  de acuerdo con la información del Inegi, sólo de diciembre del 2012 a mayo de 2018, muestra una disminución de casi 30% en los costos de electricidad”, pronunció.

En el sector telecom, dijo que ha incrementado el número de empresas que participan en este mercado, impactando en la reducción del costo, que ha generado ahorros de más de 130,000 millones de pesos en el país.

Reforzar mercado interno

México debe fortalecer el mercado interno, sin que el comercio exterior sea por sí solo el generador de crecimiento económico, externó el presidente nacional de Canacintra, Enrique Guillén Mondragón, quien se refrendó en el cargo por segundo año consecutivo, para el periodo 2018-2019.

“Hace un año se hablaba del riesgo del TLCAN, hoy vemos en peligro no sólo las alianzas regionales, sino el multilateralismo, derivado de decisiones, la vuelta al proteccionismo y nacionalismo que otros países han adoptado disfrazándolos de defensa a su seguridad nacional”, declaró Guillén.

Agregó que es necesario potenciar la expansión acelerada del mercado interno, por lo cual la cámara llevó a cabo nueve foros regionales para identificar las inquietudes de los industriales.

viviana.estrella@eleconomista.mx