Héctor Osuna Jaime, quien presidió la Comisión Federal de Telecomunicaciones durante cuatro años, dejará el cargo el próximo 27 de junio. Los comisionados de la Cofetel deben elegir a un nuevo titular, quien deberá encabezar, entre otros retos, la inminente licitación de frecuencias para servicios de internet y telefonía móvil y, sobre todo, dotar al organismo de una visión renovada , coinciden especialistas del sector.

El espectro radioeléctrico

Durante el periodo de Héctor Osuna (2006-2010), la Cofetel realizó licitaciones fundamentales en un sector que, tan solo en el primer trimestre de 2010, reportó un crecimiento de 12.9% anual. Otras están abiertas, como la licitación de 120 Megahertz para transmisión de voz y datos móviles.

En esta puja por un tramo del espectro radioeléctrico se han producido 41 rondas, con un total ofertado de 3,402 millones de pesos. En algunos casos, el monto ofrecido equivale a más de un año del pago de derechos de la licitación.

Los números sólo confirman la salud del sector y su potencial para los próximos años, una tarea que deberá llevar a buen puerto el nuevo presidente.

Registro de teléfonos móviles

La Cofetel también emprendió tareas como el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut), con el que se pretende disminuir la tasa de delitos realizados por medio de teléfonos celulares.

El Renaut representó un dolor de cabeza para Osuna y un desgaste para la Cofetel, pues no se alcanzaron las metas impuestas antes del corte del 10 de abril y los operadores de telefonía trabajaron con fuerza para postergar la fecha límite.

El nuevo titular de la Cofetel deberá continuar el trabajo del Renaut, ofrecer garantías sobre la protección de los datos de los usuarios y dar seguimiento a las acciones de los operadores para regular el uso de telefonía móvil.

Credibilidad y visión renovada

La figura de Héctor Osuna fue bastante cuestionada, principalmente por su participación, desde la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, en las reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones (LFT) y Ley Federal de Radio y Televisión (LFRT), paquete que dio en llamarse Ley Televisa .

A Osuna quien fue designado en la Cofetel por el entonces presidente Vicente Fox se le reprochó su aval a una ley considerada por muchos actores como promotora de los monopolios.

Quien dirija al órgano regulador de las empresas del sector, como Televisa, Telmex o Megacable, deberá dotar de credibilidad a la Cofetel y, según especialistas, ofrecer una visión renovada .

El nuevo presidente deberá trabajar, sobre todo, en la autonomía del organismo frente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para asumir plenamente responsabilidades como otorgar concesiones, cancelarlas e imponer sanciones.