La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), a través de Liconsa, gastó este año más de 3,600 millones de pesos en insumos y productos generados por Mipymes mexicanas, al considerar que las micro, pequeñas y medianas empresas nacionales son un factor fundamental de la economía nacional.

En un comunicado, la dependencia federal explicó que con este desembolso se constituyó en el quinto comprador más importante de la Administración Pública Federal.

Liconsa, junto con otras 19 dependencias y entidades de la Administración Pública, adquirieron casi 90% del total de la producción de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), en el ejercicio fiscal 2011.

En ese año, la sectorizada de Sedesol destinó a Mipymes más de tres mil 500 millones de pesos, cerca del cinco% del total de compras del gobierno federal a ese sector productivo.

De acuerdo con los reportes de este año, el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas del país, por parte de Liconsa, podría ser de 3,600 millones de pesos, mismos que servirían para la adquisición de bienes y servicios producidos por las Mipymes.

Además, la dependencia federal que se encarga de la compra, producción y distribución de productos lácteos, con el fin de fortalecer sus lazos comerciales con las Mipymes nacionales, ha participado en las Semanas Nacionales PyME, Oportunidades para Crecer.

Ello, con el fin de otorgar a las empresas interesadas la información necesaria para que éstas se integren a su padrón de proveedores.

Las micro, pequeñas y medianas empresas del país, destacó, constituyen un factor fundamental de la economía nacional, tanto por el número de puestos de trabajo que generan como por su contribución al Producto Interno Bruto (PIB), pues generan 73% de los empleos formales y aportan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

lgl