Los usuarios de servicios de telecomunicaciones enfrentan contratos de adhesión que les podría llevar hasta cinco horas leerlos, lo que inhibe su derecho al acceso de información y conocimiento de los servicios contratados.

Carlos Ponce, subprocurador de Telecomunicaciones (IFT) de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dijo que tener contratos tan extensos y complejos “viola el derecho de información de los consumidores. En protección al consumidor, se debe trabajar en la armonización y estandarización de contratos, hay principios básicos inamovibles, independientemente de los servicios que se provea”.

En la Profeco, en materia de telecomunicaciones, AT&T y Movistar tienen los contratos “más rápidos en su lectura”, pues el tiempo que le podría llevar a un usuario leer su contrato de adhesión es de hasta una hora.

En el marco del Foro: ¿Ganamos o perdemos los consumidores con la reforma de telecomunicaciones? Organizado por Observatel, se dio cuenta que la Profeco tiene registrados cerca de 300 datos de adhesión de servicios de telecomunicaciones.

De acuerdo con Carlos Ponce, “los contratos de adhesión son una piedra angular para detonar la competencia entre los proveedores de servicios”.

erp