En medio de la incertidumbre financiera y de salud que provoca la nueva cepa Ómicron, los comerciantes en pequeño afirmaron que la inflación con estancamiento ha frenado la reactivación económica en México, por lo que la escalada de precios podría cerrar el 2021 con repunte del 8 por ciento.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) sostuvo que la llamada “estanflación es el “momentum económico”, en el que la escalada inflacionaria actual se produce un estancamiento en la economía y la inflación no cede; de modo que se comenzará a observar un consumo de lo necesario para las familias mexicanas, en los próximos días.

La inflación no subyacente en noviembre fue de 11.68%, la mayor desde noviembre del 2017; en tanto, la inflación general anual llegó a 7.05%, la más alta en las últimas dos décadas”, refirió el organismo privado.

A lo largo del año, se ha hablado de la reactivación económica, sin embargo, “lo que se está cuajando es todo lo contrario: un 'estancamiento' que hace ver el aumento al salario mínimo y el incremento a las tasas de interés como aspirinas que buscan curar un cáncer”, afirmó la ANPEC.

El organismo de los comerciantes en pequeño advirtió que el país ha entrado a un “tobogán, en caída libre”, donde el consumo girará en torno a lo necesario que prioriza alimentación y salud, por sobre todas las demás necesidades.