Las presiones inflacionarias por los choques de oferta continuaron reflejándose en la primera mitad de noviembre y, combinadas con cuestiones estacionales, la inflación se volvió a colocar muy por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico) e, incluso, rebasó el techo de 7%, algo que no se veía desde hace 20 años, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El reporte indicó que, en los primeros 15 días del onceavo mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó 0.69%, con lo que a tasa anual los consumidores enfrentaron una inflación de 7.05%, el mayor nivel del que se tiene registro desde la segunda quincena de abril del 2001, cuando alcanzó una variación de 7.08 por ciento.

“La inflación superó la barrera de 7.00% anual y se convirtió en la más elevada desde abril del 2001, cuando todavía no se adoptaba el régimen de objetivos de inflación y la dinámica de precios era muy distinta a la que el país ha experimentado en los últimos 20 años”, destacó Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

Si bien los altos niveles de inflación han sido una constante en los últimos meses tanto en México como en otros países, y se esperaba que para este mes esto no cambiara, el resultado quedó por arriba del pronóstico del mercado. De acuerdo con el sondeo de Reuters, se pronosticaba una inflación de 6.84 por ciento.

Ante la reactivación de la economía, tanto a nivel nacional como internacional, que ha generado choques de oferta, la inflación se ha ubicado por arriba del objetivo de Banxico de 3% +/-1 punto porcentual desde la primera quincena de marzo de este año y se espera continúe así en el 2022.

De acuerdo con Jonathan Heath, subgobernador del banco central, la inflación podría llegar a ubicarse entre 7.1 y 7.3%, en diciembre. “Ahora ya nuestra estimación de fin de año está entre 7.1 o 7.3%, realmente es un problema bastante grave. Significa sin lugar a dudas que estamos enfrentando el problema de mayor inflación de los últimos 20 años”, dijo en días pasados.

Ante este panorama, analistas esperan que el banco central incremente de nueva cuenta su tasa de interés en su próxima reunión, programada el próximo 16 de diciembre.

Presión en ambos índices

Si bien en el informe del Inegi se observó una presión generalizada en el comparativo anual, se observó que fue al interior de la inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios más volátiles, donde hubo una mayor incidencia.

El índice subyacente –que es el que toma en cuenta Banxico para sus decisiones de política monetaria– se ubicó en 5.53% anual. Dentro de esta, el rubro que más presionó fue el de mercancías, con un alza anual de 7.04%, mientras que los servicios aumentaron en 3.85 por ciento.

“Los servicios se aceleraron por el efecto de la reducción en los contagios y la mayor demanda por éstos, especialmente en aquellos distintos a vivienda y educación. Las mercancías siguen reflejando diversos choques de oferta aunque, en esta lectura, las no alimenticias enfrentaron una baja base comparación (Buen Fin 2020 más largo a lo normal), que magnificó el incremento anual”, explicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

En el caso de la inflación no subyacente, se ubicó en un nivel de 11.68% en los primeros 15 días de noviembre. El rubro de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentó un incremento anual de 11.15%, mientras que los agropecuarios de 12.37 por ciento.

Electricidad pega

En comparación con la última quincena de octubre, la electricidad fue el genérico con incremento en su precio que más pegó a la inflación general, lo que hizo que ésta aumentara 0.69% quincenal.

Los consumidores enfrentaron un alza de 24.16% quincenal en las tarifas de la electricidad, lo cual se explicó al término de los descuentos a las tarifas eléctricas que se aplican en ciertas ciudades del norte por la temporada cálida.

La inflación superó la barrera de 7.00% anual y se convirtió en la más elevada desde abril del 2001, cuando todavía no se adoptaba el régimen de objetivos de inflación y la dinámica de precios era muy distinta a la que el país ha experimentado en los últimos 20 años”.

Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

Es un fenómeno mundial, afirmó

AMLO niega que la inflación sea la más alta en 20 años

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que la inflación actual en México sea la más alta en los últimos 20 años.

“Bueno, no está en máximos de 20 años la inflación… Es un asunto mundial’’, respondió a pregunta específica sobre el tema, durante su conferencia de prensa matutina diaria desde Palacio Nacional.

Instruyó a mostrar la “gráfica sobre inflación’’, con la finalidad de “actuar con objetividad y profesionalismo’’ .

Acto seguido, reconoció que “sí, es un fenómeno mundial, hay una crisis, ahora sí que pospandemia, que se está manifestando en todos los países.

“Nosotros tenemos una inflación igual a la de Estados Unidos. Por lo general la inflación de México es superior a la de Estados Unidos, en este caso es igual, ellos traen una inflación también de más de 6%, Brasil trae una inflación del 11%; es un fenómeno que está afectando.

“Yo espero que esto se resuelva pronto. Tiene que ver con el incremento del precio de materias primas, de alimentos, el incremento del precio del acero; ha impactado mucho el incremento en los costos de transporte marítimo. Afortunadamente, nosotros vamos logrando estabilizar los precios, por eso es que necesitamos la reforma eléctrica, para que no aumenten los precios de la luz’’. (Rolando Ramos)

ana.martinez@eleconomista.mx