La pandemia Covid-19 podría provocar una caída de entre 30 y 40% de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) en el periodo 2020-2021, un descenso más dramático de lo previsto anteriormente, estimó la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Las estimaciones actualizadas del impacto económico del Covid-19 y las revisiones de ganancias de las empresas multinacionales (EMN) más grandes ahora sugieren que la presión a la baja en los flujos de IED podría variar de -30% a -40% durante 2020-2021, mucho más que las proyecciones anteriores de -5% a -15% difundidas el 8 de marzo pasado.

Desde entonces, el 61% de las 100 principales multinacionales que rastrea la UNCTAD han emitido revisiones de ganancias que confirman el rápido deterioro de las perspectivas mundiales.

Asimismo, el 57% advirtió del impacto de la demanda global en las ventas, lo que demuestra que Covid-19 está causando problemas más allá de las interrupciones de la cadena de suministro después de una desaceleración de la producción en algunas partes de China.

Además, las principales empresas multinacionales, que representan una parte significativa de la IED mundial, ahora han visto revisiones a la baja del 30% en promedio para las estimaciones de ganancias de 2020. “Y es probable que la tendencia continúe”, dijo la UNCTAD.

Las expectativas iniciales eran de que el impacto se sentiría ante todo a través de los efectos dominó causados por los paros en la producción y las interrupciones de la cadena de suministro en el este de Asia-China en particular, y se sentiría especialmente en las economías que están estrechamente integradas en las cadenas de valor mundiales.

“Ahora es evidente que los esfuerzos de mitigación pandémica y los bloqueos en todo el mundo tendrán efectos devastadores en todas las economías, independientemente de sus vínculos con las redes mundiales de suministro”, dijo la UNCTAD.

[email protected]