El sector privado de México y Estados Unidos financiarán programas de migración legal en la frontera sur mexicana, en el que se definirán planes de estancias laborales por temporadas en territorio estadounidense, adelantó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Mencionó que un plazo de dos semanas comenzarán los trabajos bilaterales para dar soluciones a cualquier problema migratorio que se presente “ahora y en el futuro”, en donde se recurrirá a acciones de desarrollo regional y empleos programados con retorno a sus lugares de origen.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham) y el CCE se comprometieron a generar empleos y condiciones para los migrantes, de modo que definieron temas cruciales como infraestructura, inversión y financiamiento, así como cuotas de productos que se importen en ambos países y la migración legal, y permitan hacer frente, dijo Salazar.

Agregó que será necesario analizar “cuántas personas deberían, por tiempos definidos, ir a trabajar a Estados Unidos y en qué meses deberían estar regresando. Será un trabajo que haremos junto con la AmCham”.

En entrevista, el presidente de los empresarios en México precisó que se plasmaron ideas relacionadas para incrementar la inversión pública en el sur del país y cómo podemos, tanto México y EU, darle oportunidad de infraestructura.

“Como sector privado generamos una serie de documentos y agregamos a los empresarios centroamericanos en los mismos, llevamos una serie de ideas de cómo incrementar a las empresas, el comercio, las exportaciones, en la cual podemos hablar de mayores cuotas a sus exportaciones, tanto de textiles como de frutas y que de alguna manera deje una mayor capacidad de generar empleos en Centroamérica”, explicó el líder del CCE.

Vital avalar el T-MEC: AmCham.

Por su parte, Thomas Donohue, presidente de la AmCham, afirmó que “con la amenaza de aranceles ahora fuera de la mesa, es crítico que el Congreso dirija su atención a la ratificación del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá.

A través de un comunicado, el dirigente empresarial estadounidense expresó: “Estamos muy contentos de que el gobierno de (Donald) Trump y el gobierno mexicano hayan llegado a un acuerdo para abordar la crisis migratoria en la frontera y eliminar la amenaza de nuevas tarifas. Ésta es una buena noticia para las empresas y los consumidores estadounidenses”.

Destacó que la nueva iniciativa con el CCE ayudará a ambos gobiernos a diseñar soluciones que mitiguen la escalada de la migración. “Este trabajo comenzará de inmediato”, aseguró Donohue.

[email protected]