Al ser México uno de los cinco principales mercados en volumen de ventas para Grupo KIA, la automotriz coreana se transforma en nuestro país, cuyo cambio de imagen se alinea con la demanda de innovación mundial, con el reto de prepararse a la propuesta de la electromovilidad, para que la marca deje de ser vista como una simple fabricante de autos y pase a convertirse en proveedor de movilidad.

Con la celebración de cinco años de manufactura en nuestro país y a partir del segundo semestre del 2021, “la estrategia de la marca estará focalizada en destacar la nueva imagen de la automotriz con visión de futuro eléctrico, más allá de obsesionarse con elevar ventas”, refirió David García, director de ventas de KIA México. En entrevista con El Economista, el directivo comentó que KIA busca alcanzar el 9% de la participación de ventas en el mercado de México, del 1 millón 60,000 unidades que aspira a colocar la industria, y actualmente cuanta con el 7.8 por ciento.

Estamos contentos y motivados, tenemos precaución porque somos una marca que entró muy rápido a este mercado, somos una marca joven con cinco años. La campaña presenta el logotipo, y el cambio de la marca se llevará en tres etapas”, anunció. 

El primer cambio de imagen de KIA está en que deja de llamarse KIA Motors de México, será KIA México para dejar de ser motorización y avocarse en movilidad. La segunda etapa es la presentación del emblema (logotipo) de la marca, la cual deja de tener el óvalo y letras en rojo con blanco, para presentar colores grises con fondo blanco y ser más agresivos. Así, el logo es implementado el deportivo Stinger y el Forte fabricado en la planta de Nuevo León. Mientras que -a partir de este momento- cada año, cada cambio de modelo irá llegando con el nuevo emblema.

El cambio de la red de distribuidores también forma parte de la estrategia, la cual será más lenta. Y este año se llevará a cabo la transformación de tres concesionarias más importantes de KIA (Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México).

Pese a la férrea competencia y las condiciones económicas de recuperación, KIA informó que para este año tiene previsto la apertura de cuatro puntos de venta adicionales, lo que le permitirá cumplir con el reto de incrementar su participación en el mercado mexicano.

Estamos regresando a una especie de nueva normalidad, creemos que el esquema de financiamiento es esencial para la venta de autos en este mercado”, reveló David García.

El director de ventas de KIA garantizó que el nivel de innovación que el consumidor observa a nivel mundial, llegará a México, porque “México es relevante para KIA y tiene que estar al mismo nivel de vanguardia”. 

Por ello, la movilidad considerará autos, motorización alternativa, servicios integrados de movilidad. “No sólo vamos hacer autos en los próximos 50 años, sino que vamos a evolucionar a motorizaciones diferentes”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx