El juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa, especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, emitió finalmente la sentencia a favor de la organización ambientalista Greenpeace, a quien le otorgó los amparos que son generales para todo el país contra la Política de Confiabilidad para al Sistema Eléctrico Nacional de la Secretaría de Energía (Sener) y el Acuerdo de Emergencia para garantizar la confiabilidad de la red eléctrica del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).  

“¡Victoria! Hemos ganado el amparo contra el Acuerdo de Cenace y la Política e confiabilidad de la Sener. Ésta es una victoria legal que favorece a toda la población porque protege la salud y el medio ambiente”, publicó Greenpeace en su cuenta de Twitter.  

La organización detalló que el juzgado estimó que ambos acuerdos constituyen medidas regresivas contrarias al mandato constitucional de sustentabilidad, al de transición energética y a la atención a compromisos internacionales en torno al cambio. 

El Acuerdo y la Política de Confiabilidad del sistema eléctrico fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación el 29 de abril y 15 de mayo de 2020, respectivamente. Con ello, Cenace trató de limitar la operación de las plantas de generación de energía renovable frenando, sin justificación técnica ni jurídica, la entrada en operación de nuevas plantas de renovables que habían ganado las subastas de energía. 

Posteriormente, la Secretaría de Energía respaldó el acuerdo del Cenace para poner en marcha plantas de generación eléctricas a base de combustóleo que estaban en desuso y programadas para retirarlas por su ineficiencia, altos costos económicos, de salud, ambientales y por sus emisiones de gases de efecto invernadero.  

Entonces, el 25 de mayo Greenpeace México presentó un amparo en contra de estos dos instrumentos de política pública por considerar que ambos violan derechos humanos, como la salud y el medio ambiente sano. El 28 de mayo pasado el juzgado otorgó la suspensión temporal a dichos actos de autoridad y el 23 de junio se le concedió la suspensión definitiva contra ambos instrumentos energéticos, en espera de la sentencia dictada a finales de esta semana.  

Con esta decisión judicial se permitirá que las energías renovables sigan siendo una alternativa en el país y con ellas, reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático, reiteró la ONG. 

“Esta decisión también abre la posibilidad para que la Sener dé un giro en su política energética y apueste por energías renovables en lugar de seguir favoreciendo los combustibles fósiles”, aseguró Greenpeace

Cabe recordar que en Greenpeace México también promovió un juicio de amparo en contra del Programa Sectorial de Energía, del cual aún no hay resolución final. 

Para Luis Miguel Cano, consultor legal de Greenpeace México, la sentencia además abona a la obtención de justicia climática, en tanto que se toman en cuenta los riesgos de daños ambientales a mediano y largo plazos, y se decide proteger el patrimonio natural, tanto de las generaciones presentes como futuras. Los acuerdos combatidos configuraban un riesgo al medio ambiente y a la salud toda vez que fomentaban la producción y uso de energías convencionales que emplean combustibles fósiles, a la par que limitaban la generación de electricidad con energías renovables como el viento y la luz solar. Y dado que las energías fósiles afectan en mayor medida el medio ambiente al ser más contaminantes, generan gases de efecto invernadero y perjudican la salud de las personas, el Juzgado estima que ambos acuerdos constituyen medidas regresivas contrarias al mandato constitucional de sustentabilidad, al mandato de transición energética y a la atención a compromisos internacionales en torno al cambio climático, entre otros.  

“Con ello se garantizan los derechos humanos a la salud, a un medio ambiente sano, a la sustentabilidad y a la legalidad”, explicó María Colín, especialista en Derecho Ambiental de Greenpeace México, quien consideró este fallo como una victoria ciudadana que “restablece derechos que habían sido vulnerados por ambos instrumentos jurídicos”.

Rounds perdidos por Sener

• El año pasado, el juzgado primero de distrito en Competencia Económica falló a favor de Sigea para otorgar la suspensión definitiva con carácter general a la industria tras el intento de la Secretaría de Energía por modificar las reglas para otorgar certificados de energía limpia, incluyendo a las plantas anteriores a 2014 de la CFE, lo que invalidaría el mercado.

• En mayo, 14 proyectos eólicos y solares lograron de manera individual la suspensión provisional del Acuerdo para la confiabilidad del sistema del Cenace, en espera de las audiencias para ratificar la suspensión definitiva de este ordenamiento que, aunque fue emitido con carácter emergente durante la emergencia por Covid-19, no contenía fecha de implementación.

•Luego, Greenpeace y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental lograron la suspensión definitiva y con carácter general para toda la industria del país tanto para el Acuerdo del Cenace como para la nueva Política de Confiabilidad del sistema que emitió la Secretaría de Energía días después.

•La Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de la Comisión Federal de Competencia Económica al suspender la política de la Secretaría de Energía argumentando la revisión de las acusaciones de invasión de facultades del órgano autónomo.

•Tras el recurso de reclamación ante la suspensión otorgada a la Cofece, la Corte reiteró su decisión de mantener sin efectos esta política hasta que dicte sentencia, considerando que no existen fundamentos del Ejecutivo.

En medio de la pandemia

29 de abril de 2020. Se publicó el Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, emitido por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

15 de mayo de 2020. La Sener publicó la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, la cual daba respaldo al Acuerdo del Cenace.

25 de mayo de 2020. Greenpeace México presentó un amparo en contra de estos dos instrumentos de política pública por considerar que ambos violan derechos humanos como es salud y el medio ambiente sano.

28 de mayo. Se otorgó la suspensión provisional a favor de Greenpeace México.

23 de junio. Se otorgó la suspensión definitiva a favor de Greenpeace.

18 de noviembre de 2020.- Finalmente se concede el amparo a Greenpeace México, lo que significa que ambos instrumentos de la política pública (Acuerdo y Política) quedan invalidados.

karol.garcia@eleconomista.mx

kg