Los jóvenes que recibieron capacitación en el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro al menos deben contar con “habilidades blandas” que les permitan encontrar un empleo una vez que concluido el año de tutoría.

Especialistas en recursos humanos comentaron que “no se trata de ver si la constancia está firmada o no por alguna autoridad, sino de revisar que cuenten con las habilidades que buscan los patrones en este momento, como es el caso de trabajar en equipo, tener iniciativa para presentar propuestas y la disposición de incorporarse a la organización”, comentó Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos.

Ahora tendrán que demostrar, comentó, que tuvieron la posibilidad de desarrollar sus habilidades blandas como: mejor comunicación, organización, trabajo en equipo, puntualidad, pensamiento crítico, sociable, creativo que es un punto que actualmente interesa a las compañías.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a través de la plataforma del programa de Jóvenes Construyendo el Futuro avisa a los tutores sobre la conclusión de la capacitación y pide que se resalten las habilidades que se lograron desarrollar en los jóvenes becarios.

Cabe señalar que el programa recibió en 2019 a más de 919,000 becarios, y lograron un contrato 20,000; es decir, 2.2 por ciento.