Interjet reportó demoras y cancelaciones en 4.0% de su itinerario publicado, debido a una reestructura operacional que afectará sus servicios hasta el día de mañana 31 de julio.

Explicó que algunos de sus pasajeros se han visto afectados por esta situación, a quienes ya les ofrece alternativas con la finalidad de que lleguen a su destino en el próximo vuelo disponible y les otorga un boleto de cortesía a cualquier destino nacional o internacional de su red.

Interjet ha implementado un plan de protección para compensar a los usuarios afectados por encima de lo que marca la Ley de Aviación Civil y sus protocolos de Atención al Cliente, aseguró la empresa.

Profeco asegura derechos de los viajeros

Este martes, Interjet notificó afectaciones a 23 vuelos adicionales: 17 vuelos cancelados y seis vuelos retrasados, al perjudicar con ello a 3,254 pasajeros, destacó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La Profeco explicó que toda vez que las cancelaciones y demoras son imputables a la aerolínea, conforme a Ley de Aviación Civil y la Ley Federal de Protección Consumidor, Interjet deberá, en caso de retraso superior a una hora e inferior a cuatro, compensar conforme las políticas de compensación de la aerolínea, incluyendo como mínimo, descuentos para vuelos en fecha posterior hacia el destino contratado y/o alimentos y bebidas.

Superior a dos horas pero menor a cuatro, los descuentos no podrán ser menores a 7.5% del precio del boleto. Si es mayor a cuatro horas, además de lo anterior, otorgar las indemnizaciones por cancelación.

En caso de cancelación, la línea aérea deberá reintegrar el precio del boleto o la proporción que corresponda a la parte no realizada del viaje, más una indemnización que no será inferior a 25% del precio del boleto o de la parte no realizada del viaje.

También ofrecer transporte sustituto en el primer vuelo disponible y proporcionar, como mínimo y sin cargo al pasajero, acceso a llamadas telefónicas y envío de correos electrónicos; alimentos de conformidad con el tiempo de espera que medie hasta el embarque en otro vuelo; alojamiento en hotel del aeropuerto o de la ciudad cuando se requiera pernocta y, en este último caso, transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.

De igual forma, transportar en la fecha posterior que convenga al mismo pasajero hacia el destino respecto del cual haya sido cancelado el vuelo, más una indemnización que no será inferior al 25% del precio del boleto o de la parte no realizada del viaje.

Con motivo de esta contingencia, Profeco ha brindado al momento 194 atenciones, entre 75 asesorías, 52 conciliaciones y 67 quejas recibidas.

Realizó una visita de verificación en todas las áreas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en mostradores, básculas, salas de última espera y entrevistas a pasajeros para constatar el cumplimiento de las obligaciones de las aerolíneas y, en particular, la observancia a los derechos de los pasajeros.

De advertirse incumplimientos, la Profeco podrá imponer multas de hasta 4.5 millones de pesos, dependiendo del tipo de infracción, de acuerdo con un comunicado.

Para mayor información, los interesados podrán llamar a los teléfonos a (55)1102-5537 en la Ciudad de México o al 01-800-890-9221 desde cualquier otro punto de la República.