París.- Danone examinará la posibilidad de adquirir los activos que Nestle podría tener que vender para que se apruebe su acuerdo por el negocio de alimentos de bebé de Pfizer, ya que el grupo francés quiere crecer en el sector de la fórmulas para infantes en América Latina, especialmente en México.

Danone, la segunda compañía mundial en alimento para infantes, quedó detrás del líder del mercado, Nestle , en abril, cuando este último adquirió marcas de la farmacéutica estadounidense Pfizer, por un valor de 11,850 millones de dólares y se aseguró el dominio de los mercados emergentes de crecimiento acelerado.

Analistas han dicho que, para satisfacer a los reguladores de competencia -en un proceso que podría prolongarse hasta un año- Nestle podría tener que vender hasta un 30% de los negocios de Pfizer, incluyendo los de Asia, América Latina y Oriente Medio.

La alta rentabilidad y las tasas de crecimiento del mercado de nutrición infantil global -que factura 30.000 millones de dólares y está creciendo 10% al año- han atraído a las compañías globales de alimentos.

La fórmula para bebés está entre los productos más consumidos dentro de los mercados emergentes gracias al aumento en los nacimientos y a un mayor bienestar económico.

"Si existen oportunidades que surjan en los próximos meses, obviamente las estudiaremos, y con más atención en áreas donde queremos crecer, empezando con América Latina, que es nuestra prioridad global, desde México a la Patagonia", dijo a Reuters Laurent Sacchi, jefe de comunicaciones de Danone.

Danone, dueño de las marcas Aptamil y Bledina, tiene una presencia muy fuerte en Europa y Asia, además de en Filipinas y podría impulsar su presencia en América.

México, el cuarto mercado mundial para la fórmula para bebés después de China, Estados Unidos e Indonesia, reviste un interés particular para Danone, que tiene presencia en el país latinoamericano en el sector de los lácteos y el agua embotellada, con la marca Banafont.

Nestle ha dicho que el acuerdo con Pfizer podría demorarse un año en estar cerrado. La firma suiza no quiso referirse al tema.

Las ventas de Danone de nutrición para infantes alcanzaron los 3.700 millones de euros (4.600 millones de dólares) el año pasado, casi un quinto del total del grupo. La unidad informó un crecimiento en las ventas de dos dígitos y su margen operativo se amplió a un 19 por ciento desde un 18,2 por ciento el 2010, conducido por China e Indonesia.

Danone quiere desarrollarse en la industria de la fórmula infantil, que representa 80% de las ventas en su división de nutrición para bebés.

apr