El sector patronal del país pidió a las autoridades federales que trabajen incansablemente para que en el 2013 regrese la paz y la concordia, ya que la violencia y el crimen no son propicios para desarrollar empresas y proyectos productivos.

Y es que tan sólo el año pasado, 37.4% de las empresas en el país sufrió algún tipo de delito, esto es 1 millón 389,000 empresas víctimas de la delincuencia.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), pugnó por reducir el grado de inseguridad, pues 60% de las empresas y negocios en México considera que la delincuencia es el principal problema que detiene el potencial de crecimiento de las empresas y de México.

Las autoridades deben asegurar que en México se desarrolle un clima de negocios sano para que nuestra economía crezca y genere la riqueza que se necesita para avanzar lo más rápidamente posible en el combate a la pobreza y a la desigualdad , dijo Castañón.

El líder del sindicato patronal precisó que las empresas mexicanas que han sido víctimas del delito pierden al año 56,774 pesos; sin embargo, esta cifra en las grandes empresas alcanza 1 millón 159,000 pesos de pérdida anual por el crimen. Se trata de dinero y recursos que las empresas nunca recuperarán, que se pierden, y que nunca podrán ser usados para reinvertir, para generar más empleos o mejorar las condiciones en la propia empresa.

En Señal Coparmex, el empresario mencionó que no sólo en las grandes empresas enfrentan este fenómeno, sino en pequeñas y microempresas, como las tienditas de las colonias, los restaurantes, las tintorerías y otras empresas donde laboran muchos mexicanos.

Es responsabilidad de las autoridades trabajar en coordinación para que las condiciones de seguridad mejoren el clima de negocios en México; pero también es una responsabilidad de la sociedad, especialmente de los empresarios, para que se reduzca la cifra negra de delitos, aquellos que no se denuncian o no generan una averiguación previa, que alcanza casi 90% de los delitos que sufren todas las empresas en México , afirmó Castañón.

El Presidente patronal expresó que la pobreza histórica, desigualdad social, educación de baja calidad, debilidad institucional y un sistema de justicia fallido son sólo algunas de las variables que hacen que muchas regiones sean un territorio fértil para la criminalidad y la violencia.

[email protected]