Para atender la emergencia por la pandemia del Covid-19, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público 145 millones 199,900 pesos para la adquisición de 150 ventiladores adulto-pediátricos, 200 monitores de signos vitales y 245 oxímetros de pulso portátil, que serán distribuidos a las unidades médicas del IMSS Bienestar, ISSSTE y de la Secretaría de Salud en todo el país.

“La adquisición del equipo médico permite aumentar la esperanza de vida a las personas que puedan presentar el Covid-19, así como estar preparados para hacer frente al perfil epidemiológico del país”, se informó.

En la petición fechada el 13 de marzo, se precisa que en el momento en que se decrete en México la fase 3 de la pandemia será necesario adecuar diferentes espacios médicos para atender a la población afectada y los nuevos equipos serán distribuidos adecuadamente, toda vez que se requiere, por lo menos, un ventilador mecánico, un monitor de signos vitales y un oxímetro de pulso por cama hospitalaria.

El Insabi precisó que, de acuerdo con la experiencia internacional, entre las complicaciones ocurridas en el curso de la enfermedad se encuentran neumonía grave con insuficiencia respiratoria (la cual necesita ventilación mecánica), síndrome de dificultad respiratoria aguda, con insuficiencia de varios órganos, insuficiencia renal que exige diálisis, coagulopatía destructiva y pericarditis.

“De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el manejo clínico de la infección respiratoria aguda grave presuntamente causada por el Covid-19 requiere de ventiladores adulto-pediátricos, equipo electromecánico controlado por microprocesador, de soporte de vida para apoyo ventilatorio para pacientes adultos y pediátricos que tienen comprometida la función respiratoria, con pantalla a color que muestra gráficas, datos numéricos, alarmas priorizadas en tiempo real y dos diferentes modos ventilatorios seleccionados para un adecuado tratamiento”, explicó el instituto.

Los equipos requeridos, por sus características tendrán que ser adquiridos a empresas o distribuidores internacionales, mismos que han registrado gran demanda en las últimas cuatro semanas. Debido a la emergencia, es posible que se puedan realizar adjudicaciones directas porque a la fecha ya fueron autorizados los recursos presupuestales.

[email protected]