Primero fue el aplazamiento por un año de la desgravación arancelaria de 94 productos de los sectores textilero, del vestido y del calzado, decretado por el gobierno federal el último día del 2012; ahora, la industria y el sector agropecuario arrancaron reuniones con la Secretaría de Economía para buscar una reestructura arancelaria, principalmente, en sectores identificados por los industriales como sensibles.

Y es que los productores argumentan que la tasa de desempleo en el sector fabril se elevó en más de un punto porcentual durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón, a la par del impulso que éste dio a un proceso de desgravación unilateral de aranceles, siendo una de sus fases la que fue pospuesta al finalizar el año pasado, por el actual gobierno, en atención a las demandas de la industria.

Así, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Francisco Funtanet, y el presidente de Fomento industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Juan Manuel Chaparro, pidieron revisar las desgravaciones realizadas durante el sexenio anterior y, quizás, restablecer las tarifas existentes al menos en el 2007 .

Los industriales justificaron lo anterior al establecer que la desgravación arancelaria ha hecho crecer el desempleo en el país pues en el mes julio del 2007, la tasa de desempleo en nuestro país registraba niveles de 3.95% con 1 millón 589,000 desempleados. Y desde el 2008 – año en que se intensificó la desgravación arancelaria-, su efecto coloca a México a noviembre del 2012 en una tasa en 5.12% con 2 millones 630,601 desempleados , refirió Juan Manuel Chaparro.

Agregó que durante los últimos años, el gobierno en turno realizó una desmedida y precipitada desgravación arancelaria, emisión de decretos y apertura a procesos administrativos que han generado más empleos informales que formales .

LOS CAMBIOS

En la administración pasada se modificaron 165 fracciones arancelarias, que representan 4.5% del total de fracciones del sector químico; de las cuales, sólo para cuatro de ellas no hay fabricación nacional. A 148 fracciones arancelarias se les estará aplicando reducciones paulatinas para que en el 2017 queden en 7%, hoy están en 15 por ciento.

Así también, este paquete contempla la modificación a los aranceles de 315 fracciones arancelarias del sector agroalimentario. Aplica una reducción arancelaria a 223 fracciones, en las cuales están incluidos harinas, almidones, mariscos, otros.

[email protected]