Durante septiembre del 2019 el total de trabajadores de la industria manufacturera cayó 0.1% en comparación anual y en contraparte las remuneraciones medias reales percibidas por los obreros y empleados del sector incrementaron 3.6%, de acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Estos resultados implican que, aunque se registró una baja en el total de ocupados en el sector, los trabajadores en promedio tienen mejores sueldos, salarios y prestaciones sociales. La caída en el total de ocupados fue la primera registrada desde febrero del 2010, mientras que el alza en las remuneraciones medias significó la expansión más pronunciada desde septiembre del 2016.

En sus comparaciones inmediatas el personal ocupado total dentro de la industria manufacturera cayó 0.4% mientras que el nivel de remuneraciones promedio presentó una contracción de 0.1% de agosto a septiembre de este año.

Por su parte, el total de horas trabajadas en promedio por los ocupados en la manufactura también registró una caída general. Durante el noveno mes del 2019 se trabajan 1.5% menos horas de las que se trabajaban el mismo mes del 2018.

Obreros, los más beneficiados

En comparación con los empleados el total de obreros se redujo ligeramente durante este septiembre; en comparación anual la caída fue de 0.4 por ciento. Pese a que el nivel de obreros manufactureros ocupados en el sector es menor, este grupo de trabajadores registró avances más significativos en términos laborales.

El total de horas trabajadas por los obreros asalariados se recortó 1.7% en comparación con el mismo mes del año previo y 0.9% en comparación con el mes inmediato anterior.

Los salarios percibidos por los obreros incrementaron 4.4% a tasa anual y las prestaciones sociales generales crecieron 2.9 por ciento. Estos avances implican una mejora en el total de ingresos laborales combinados con un mayor ejercicio de otros recursos como el aguinaldo, la seguridad social o el acceso a instituciones de salud.

Por su parte, el total de trabajadores de la categoría de empleados incrementó 1.4% a tasa anual y los indicadores también sugieren un avance en la situación laboral de este grupo de trabajadores dentro de la industria manufacturera.

La jornada promedio de trabajo de los empleados se incrementó 0.6% en comparación anual y se redujo 0.2% en su análisis mensual inmediato.

Pese al aumento en la media de horas trabajadas los empleados de la industria manufacturera tuvieron un incremento promedio de 1.0% en los sueldos percibidos y uno de 2.9% en el total de prestaciones sociales.

Industria de manufacturas electrónicas lidera

La industria de fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y otros aparatos electrónicos fue líder en la incorporación de más trabajadores en sus unidades y en mejora de las condiciones laborales de sus ocupados.

Durante septiembre el personal ocupado en este subsector incrementó 2.1% a tasa anual mientras que los salarios, sueldos y prestaciones sociales aumentaron 7.7 por ciento. En la industria de fabricación de electrónicos se presentaron los mejores resultados del sector.

Otras industrias con resultados positivos en su mercado laboral fueron la industria del plástico y del hule, la industria de las bebidas y el tabaco y la industria de fabricación de textiles excepto prendas de vestir.