Desde marzo la iniciativa de ley para aprobar el uso responsable de la mariguana está detenida en el Congreso de la Unión y por ello México está dejando escapar la oportunidad de convertirse en la industria más grande de cannabis a nivel mundial.

"México tiene la posibilidad de convertirse en el país con la industria de cannabis más grande del mundo al ser el tercer país que legalizaría la planta para uso adulto responsable. México se puede convertir en el parteaguas en el uso de la mariguana", dijo en entrevista Erick Ponce, presidente del Grupo Promotor de la Industria de Cannabis.

En este contexto, Statista estima que el valor de mercado del cannabis con uso recreacional en México superaría los 654.8 millones de dólares en el 2028, de los cuales 412 millones de dólares serían en el mercado primario y 242 millones de dólares en el mercado secundario.

Además, la firma extranjera proyectó que el valor de mercado del cannabis en México superaría los 2,000 millones de dólares y de ese total 1,329 millones de dólares serían del uso medicinal.

El potencial de inversión nacional como extranjera, está detenida y si el país sigue con "estire y afloje" estos posibles inversionistas buscarían otros lugares para llevar capital, acotó el directivo del grupo promotor.

"Casi todos los países de Sudamérica ya han empezado con estos procesos de legalización de la planta. Colombia lidera, pero Argentina, Perú, Chile, Ecuador y Brasil avanzan con sus procesos de legalización, y los inversionistas que quieren desarrollar la industria miran a otro lado", sentenció Ponce.

IEPS sería progresivo

Además, el grupo cannánbico propuso en su momento a la LXIV Legislatura que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se incremente de forma gradual ya que buscan que la gente adopte este concepto porque entrar con una tasa de impuestos alta desde el día las personas se inclinarían por el mercado negro.

"Nosotros hemos visto en experiencias internacionales, como Canadá o Estados Unidos, que las legislaciones que ponen una tasa de impuesto bastante alta desde el inicio no incentiva a los consumidores a comprar por el mercado legal. Hemos hecho una propuesta de un impuesto gradual que vaya incrementando de uno a cinco años y que esté ligada a la concentración de THC (la molécula psicoactiva)", acotó el entrevistado. México ha firmado tratados internacionales en comercio exterior y por ello se abre la posibilidad del comercio cannábico en materia de uso responsable ya que actualmente en el país es legal el uso medicinal de la planta.

El entrevistado pone de ejemplo que en el T-MEC, es Canadá quien tiene una legislación más robusta en el tema de la mariguana, inclusive más que algunos estados de Estados Unidos, y esto abre la puerta de que México pueda vender materia prima al mercado canadiense.

Cabe resaltar que después de tres años de retraso, el 13 de enero fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el reglamento de la Ley General de Salud en materia de control sanitario para la producción, investigación y uso medicinal de la cannabis y sus derivados farmacológicos.

santiago.renteria@eleconomista.mx