Ante la falta de la reglamentación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) relacionada con el cumplimiento de la regla de origen, la industria de vehículos pesados demandó al gobierno mexicano que pacte con sus contrapartes estadounidenses y canadienses aplazar por seis meses la entrada en vigor de este acuerdo, hasta el 1 de enero del 2021.

Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dijo que la oficina de Comercio de Estados Unidos (USTR) que comanda Robert Lighthizer no ha emitido las reglamentaciones para cumplir con el nuevo contenido de las reglas de origen automotriz, así que ante el retraso y la contingencia del Covid-19 urge se posponga la implementación.

Comentó que el T-MEC entraría, eventualmente, en vigor el 1 de julio del 2020, pero frente a las complicaciones que de por sí implican los cambios existen retrasos, “resulta necesario posponerlo seis meses y que entren en vigor las reglamentaciones el 1 de enero del 2021”.

En entrevista con El Economista, el dirigente de los productores de vehículos pesados en México advirtió que de no aplazar el periodo de la entrada en vigor de las reglas de origen, se tendrían que pagar aranceles de 4 a 25% para exportar a Estados Unidos, al ser la industria mexicana el principal proveedor de tractocamiones al país del norte.

Hasta el momento, ninguna de las empresas productoras ni proveedores de autopartes cumplen con las certificaciones para cumplir con las reglas de origen automotrices del T-MEC, ya que no se han acordado ni definido entre los tres países. De modo que si llegara entrar en vigor en julio próximo la parte reglamentaria, las empresas exportadoras procederán a pagar arancel.

Miguel Elizalde comentó que la petición no sólo proviene de la industria pesada, sino de toda la cadena productiva automotriz, pues se desconocen las reglamentaciones de las nuevas normas de contenido regional.

“Se tuvo una videoconferencia con la subsecretaria de Comercio Exterior de Economía, Luz María de la Mora, y con nuestro gobierno mantenemos un trabajo bien, en donde está atorado es en la oficina del USTR, donde está detenido este tema. Así que le corresponde a la Secretaría de Economía empujar con EU y Canadá para ponerse de acuerdo y no se han puesto de acuerdo en las reglamentaciones uniformes”, expresó.

Las reglamentaciones, dijo, son las metodologías que deberán aplicarse para realizar los cálculos del valor de contenido regional, para cumplir con las nuevas reglas del T-MEC.

Elizalde refirió, “sin la emergencia se nos hacía complicado, ahora con esto del Covid-19 y las empresas sin operar, la mayoría, será más difícil de efectuar porque no cumplen con los requisitos de contenido regional, laboral, acero y aluminio”

[email protected]