"Los resultados de Inditex muestran una progresiva y fuerte recuperación. La evolución de las ventas es muy positiva", señaló Pablo Isla, presidente de Inditex, a principios de mes.

"Aunque el tráfico en las tiendas está volviendo, mantenemos nuestra fuerza digital, con un incremento de las ventas online del 82% frente a 2019", señalaba unos días antes Sonia Syngal, consejera delegada de Gap.

H&M, Abercrombie & Fitch o PVH (Tommy Hilfiger y Calvin Klein) han mostrado una tendencia similar en sus últimas presentaciones de resultados: la recuperación del sector está siendo más rápida de la esperada y las ventas de mayo y junio se sitúan ya en muchos casos por encima de las de los mismos meses de 2019.

Fuentes de Mango, Tendam o El Corte Inglés consultadas por Expansión señalan que los grandes grupos españoles también están en esa senda. Inditex no ha sido el primero en volver a las cifras previas a la pandemia, pero sí uno de los que lo han hecho con más fuerza.

Aunque en el primer trimestre de su ejercicio (febrero-abril) sus ventas se situaron todavía un 16.6% por debajo de las de 2019, la situación se tornó en mayo y la primera semana de junio. Su facturación avanzó en este periodo un 5% sobre las mismas semanas de 2019, pese a que el 10% de las horas comerciales no estuvieron disponibles.

La explicación es que las tiendas se encuentran ya operando casi con normalidad, mientras el negocio online continúa fuerte.