Durante el primer cuatrimestre del año, la balanza comercial agropecuaria de México reportó un saldo negativo de 392,524 millones de dólares, pues las exportaciones de enero a abril fueron de 4,365 millones de dólares, mientras las importaciones ascendieron 4,758 millones de dólares, revela un estudio difundido por el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

En ese periodo, México debió erogar 1,429.9 millones de dólares por la compra de maíz al exterior, lo que representa un incremento de 76.6%, comparado con el mismo periodo del 2011; el morcajo (mezcla de trigo y centeno) aumentó 40.6%, al sumar 537.2 millones de dólares, y las habas de soya crecieron 9.5, con 650 millones de dólares.

Ello, a pesar de que en el 2011 hubo una profunda sequía por la que se registró una menor producción de maíz.

Las importaciones también registraron incrementos en productos como la carne y despojos de aves de corral en 21%, con 359.4 millones de dólares; la semilla del nabo o colza, de 5.8%, con 299.4 millones de dólares; la carne de porcino, 13.5%, al sumar 318.9 millones de dólares; la leche registró un alza de 28.5%, con 283.5 millones de dólares. Sólo la carne de bovino fresca o refrigerada disminuyó 3.5%, con 284.7 millones de dólares.

Benjamín Grayeb, vicepresidente de Comercio Exterior del CNA, y candidato a presidir ese organismo, dijo que es indispensable reducir las importaciones y fortalecer la productividad del campo, y que para ello se debe mejorar el rendimiento y retomar políticas que ya fueron entregadas al virtual ganador de las elecciones presidenciales, Enrique Peña Nieto.

En el estudio del CNA, elaborado por GEA, se detalla que al primer cuatrimestre del año hubo reducción en exportaciones de tomate fresco o refrigerado por 14.5%, que representó 826.6 millones de dólares; el azúcar se redujo 37.1%, con 349.1 millones de dólares; en cambio, las hortalizas frescas o refrigeradas crecieron 10.7%, con 792.4 millones de dólares y el aguacate creció 3.2%, con poco más de 350 millones de dólares.

El café aumentó 22.7%, con 308 millones de dólares; el pimiento aumentó 18.5%, con 389 millones de dólares; bovinos creció 34.9%, con 293 millones de dólares; jugos sin fermentar cayó 17.4%, con 140 millones de dólares.

Grayeb expuso que parte de sus compromisos para llegar al CNA serán: fomentar mayor crecimiento de la producción y remover los obstáculos a la inversión productiva en el sector agropecuario.

pmartinez@eleconomista.com.mx