Ante la imposibilidad de lograr acuerdos con el presidente Andrés Manuel López Obrador, más de 4,000 líderes empresariales  en México convocados por las 12 organizaciones del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) concretaron un acuerdo nacional, al que instaron al sector obrero a sumarse.  

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, llamó a la unidad empresarial y sindical.“Yo los convoco a que lo hagamos, que toda energía, ese coraje que sentimos, esa incapacidad de imposibilidad de mover esta barrera la podamos coordinar y enfocar a poder hacer ese gran pacto nacional, ese gran convenio nacional donde todos unidos podamos ser escuchados. Si vamos divididos y separados encontraremos el resultado que cada quien ha obtenido. Tenemos que hacernos escuchar por la autoridad”.

En videoconferencia nacional con los líderes empresariales, Salazar dijo: “Si la puerta se nos cerró no por falta de presentar los argumentos, ni por falta de llevar las ideas, que es lo que tratamos de que ustedes vean, ni por la falta de tener el tiempo. La fórmula es cómo estar estructurados para organizarnos de la mejor manera”.

Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), del 1 millón 170,000 negocios que tuvieron que cerrar, al considerarse como sectores no esenciales, “no sabemos cuántas van a poder abrir, y eso nos afecta porque muchas mipymes viven de ellas”.

Sabiendo que el gobierno federal no hace y quizá no hará nada para rectificar su posicionamiento ante la emergencia sanitaria del Covid-19 para apoyar con incentivos a los empresarios, Juan Manuel Chaparro, presidente de la Comisión de Fomento Industrial de Canacintra, entonces es urgente que el Presidente acate su obligación constitucional de cumplir con el estado de derecho, y que detenga la inseguridad y violencia creciente, a fin de proteger a las inversiones.

kg