La reactivación económica ha impulsado buenos resultados en el crecimiento del empleo formal en el país, y en el mes de septiembre sumó 174,096 puestos de trabajo nuevos, la mejor cifra para un mismo mes desde que se realiza el registro, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con analistas hay dos efectos que impulsan los buenos resultados en el empleo; el primero tiene que ver con la mayor actividad económica en el país, y el segundo con la reforma en subcontratación, que ha impulsado las contrataciones de miles de trabajadores que dejaron de ser subcontratados para pasar a las nóminas centrales de sus patrones.

“Si se está dando una recuperación importante, habría que tomar en cuenta que el empleo venía desacelerándose antes de la pandemia. (...) Ya se está presentando una recuperación más firme y robusta”, afirmó Guillermina Rodríguez, subdirectora en el área de Estudios Económicos de Citibanamex.

Con lo anterior, la creación de empleo de enero a septiembre del presente año es de 821,187 puestos, el mejor registro desde que existen datos. En este lapso, se incrementó en 931,539 el empleo permanente y se redujo en 110,352 el empleo eventual, detalló el IMSS.

“El resultado sigue estando beneficiado por la reciente implementación de la reforma laboral, pero también muestra efectos positivos por la mayor normalidad en la operación de la economía al continuar el descenso en las cifras de contagios”, opinó Marcos Arias, analista del Grupo Financiero Monex.

Al 30 de septiembre pasado, había registrados ante el IMSS, 20 millones 594,919 trabajadores, cifra 4.5% superior a la del mismo período del 2020. Se trata del mayor avance interanual desde marzo del 2017 (4.6 por ciento).

La nómina nacional está también a solo 18,617 puestos de trabajo del nivel de 20 millones 613,536 trabajadores formales de febrero del 2020, previo a los confinamientos para contener el avance del Covid-19. Lo anterior implica que se han recuperado ya 98% de los trabajos que se perdieron el año pasado por la crisis sanitaria-económica.

David Kaplan especialista de Mercados Laborales del BID, comentó que “las cifras de los últimos meses han sido buenas”, por lo que es evidente que la recuperación en esta crisis va más rápida que las anteriores; aunque aún falta mucho para que la recuperación sea completa.

“Cuando vemos los comparativos de enero a septiembre ya hay un crecimiento de 1.2%, por lo que sí esperamos que se recupere el empleo y haya más de lo que se tenía previamente y esto se da también en un contexto de crecimiento económico del 5.9%, entonces finalmente la recuperación económica está provocando que la generación de empleo se fortalezca”, apuntó Guillermina Rodríguez.

Cabe resaltar que los sectores económicos con el mayor crecimiento porcentual anual en puestos de trabajo son el de transportes y comunicaciones con 10.7%, extractivo con 7.6%, transformación y construcción con 6.7%, respectivamente.

“Como consecuencia de la pandemia hubo sectores que estuvieron cerrados, pero el caso de Manufactura, aunque se cerró en un primer momento, ahorita es uno de los sectores de mayor crecimiento, muy vinculados a Estados Unidos, pero podemos ver que con el reporte del IMSS ya es dinamismo de la propio crecimiento que tiene el sector, aunque otros están rezagados como el de Servicios, pues abrieron mucho más lentamente, incluso todavía hay restricciones; pero ahorita están siendo más dinámicos, entonces si hay una recomposición del empleo, pero sí se debe básicamente a la recuperación económica”.

La subdirectora en el área de Estudios Económicos de Citibanamex comentó que se espera un crecimiento interanual del empleo al cierre del año de 1.4%, aunque es probable que se revise a la alza, luego del crecimiento que se presentó en septiembre.

pilar.martinez@eleconomista.mx