La Licitación IFT-9 de espectro para complementos de servicios móviles satelitales comenzará el 29 de abril próximo, con la entrega de manifestaciones de interés y, en su caso, con las preguntas que los interesados hayan formulado después de leer las bases generales del concurso que este lunes 22 se publicaron en la página electrónica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y en el Diario Oficial de la Federación (DOF), para el caso de la convocatoria a todo el proceso licitatorio.

El IFT irá al mercado con una licitación que se compone de dos bloques de 20 MHz de ancho de banda y de cobertura nacional para que quien se adjudique esas señales a fines de agosto próximo, en la etapa de ofertas económicas por sobre cerrado, pueda explotarlos después durante 15 años.

El Instituto perfila que sería entre los últimos días de 2019 y los primeros de 2020, cuando se firmen y entreguen los títulos de concesión a los ganadores del concurso.

Los segmentos de espectro que saldrán a subasta en la banda de 2 GHz se encuentran en las frecuencias de los 2000-2010/2190-2200 MHz y de los 2010-2020/2180-20190 MHz, la llamada Banda S.

Por esos dos bloques, el IFT espera una recaudación mínima de 300 millones de pesos y será la penúltima licitación en el sector de telecomunicaciones mexicano previo a las subastas de frecuencias para el despliegue servicios de quinta generación en el país. Después vendrá la IFT-10 de espectro AWS y 2.5 GHz, para luego seguir con las subastas de 5G.

De acuerdo con el regulador, existen dos empresas que serían las naturales interesadas en competir por esas frecuencias, pues ya cuentan con una autorización para ofrecer servicios móviles satelitales.

Las compañías son HNS de México S.A. de C.V. y Omnitracs de México S.A. de C.V., quien recibió esa concesión de Corporación Nacional de Radioterminación S.A. de C.V.

Pero existe la posibilidad de que un tercer interesado manifieste interés por estas señales radioeléctricas y, en su oportunidad, se haría una evaluación de competencia económica para que empresas relacionadas con los agentes económicos preponderantes en telecomunicaciones (AMX) y radiodifusión (Televisa) puedan hacerlo, si deciden entrar al concurso. “A priori no existe ninguna restricción para que pueda participar quien quiera”, dijo Alejandro Navarrete, director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT.

“Dos son los interesados naturales. Serían los que tienen ya la autorización para servicios móviles satelitales, pero si un tercero diferente a estos dos quiere participar, lo puede hacer previa coordinación técnica con el que presta el servicio móvil por satélite, porque como son las mismas bandas de frecuencias no pueden operar al mismo tiempo en la misma zona geográfica con la misma frecuencia. Tiene que haber un acuerdo previo para que un tercero pueda participar. Es una decisión estrictamente de carácter técnico”.

“Esto es para un complemento del servicio móvil por satélite. Significa que las terminales terrestres de ese servicio son móviles, que pueden ser teléfonos móviles o vehículos y a su vez se pueden prestar por sistemas satelitales geoestacionarios o no geoestacionarios. Es complementario en aquellas zonas donde la cobertura satelital no es la adecuada, derivado de ciertos obstáculos orográficos (…) Hay dos operadores satelitales que están autorizados para prestar servicios en esta banda. Uno tiene un satélite geoestacionario”, agregó el director Navarrete, de la Unidad de Espectro Radioeléctrico de IFT.

 Ejemplos de servicios móviles satelitales que se podrían prestar o reforzar desde este tramo de la banda de 2 GHz serían los de la marca LoJack; incluso los que planea Aerocom de América Móvil en cuanto a Internet en los aviones, aunque Navarrete Torres refirió que las frecuencias en licitación no serían tan aptas para ese tipo de servicios.

“Es la primera vez que se licita algo así en México. Son dos bloques pareados de diez más diez Megahertz y son acordes a las dos autorizaciones que ya tenemos para servicios móviles por satélite (…) Nos queda pendiente lo que quedó de 2.5 GHz y luego vendría o ya podríamos licitar las bandas propicias al despliegue de 5G”.