El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se ha declarado competente para analizar y validar, en su caso, la concentración en México de las plataformas Uber y Cornershop en una misma entidad, por lo que desde el 11 de noviembre solicitó la remisión de ese expediente a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), a donde esas empresas habían acudido como primera instancia.

El regulador ha adelantado que en el proceso de concentración Uber-Cornershop participan las personas físicas y morales Uber Technologies, Inc; Cornershop, Accel XX L.P.; Accel Growth Fund, L.P.; Daniel Undurraga Devés, Juan Pablo Cuevas y Oskar Hjertonsson, según el punto de acuerdo P/IFT/EXT/111119/16.

Uber y Cornershop notificaron a la Cofece su intención de concentrarse el 16 de octubre y el día 25 este órgano confirmó al IFT el aviso de las empresas, luego de una solicitud presentada por el regulador de las telecomunicaciones a la Cofece el lunes 21 del mismo mes.

Los siete comisionados que integran el pleno del IFT se manifestaron por unanimidad en que esta autoridad es la indicada para analizar la fusión de esas empresas y su impacto en el mercado, dado que la actividad cotidiana de Uber y Cornershop no se limita solamente de un servicio de logística o de entrega de comidas, dado que involucra manejo de información sensible, uso de servicios de telecomunicaciones y echa mano de la innovación digital, además que repercute en aspectos regulatorios como la Neutralidad de la Red, entre otras cuestiones.

Uber anunció en prensa el 11 de octubre que había adquirido una participación mayoritaria en Cornershop, una plataforma de distribución de comestibles fundada en 2015 con operaciones ahora en Canadá, Chile, Colombia, México y Perú, misma que Walmart quiso comprar en una operación por 225 millones de dólares, pero que la Cofece frenó aquí el 5 de junio.

Uber, de hacerse con la mayoría accionaria de Cornershop, tendrá mayores posibilidades de competir a Rappi, que solamente en México se habría expandido 20% en 2018 por volumen de usuarios. Cornershop, que previo a sus planes con Uber había conseguido financiamientos por 31.7 millones de dólares, tendría a través de esa plataforma de movilidad un parque potencial de hasta 110 millones de usuarios, los que Uber acumuló a mitad de 2019.

IFT: esa concentración tiene impacto en las cadenas de valor

Los comisionados del IFT coincidieron el 11 de noviembre en que la concentración de Uber con Cornershop tendrá impacto en los servicios de telecomunicaciones, más allá del objeto natural de negocio de esas plataformas; también habrá repercusión en las redes de telecomunicaciones y en los operadores de esa industria, además de que es posible advertir que detonará nuevos desarrollos de servicios.

(Es) competencia de este instituto conocer y resolver sobre la operación notificada ante la Cofece por diversos agentes económicos, entre los que se encuentran Cornershop y Uber Technologies”, dijo uno de los comisionados del IFT.

“La concentración tiene lugar en el sector de telecomunicaciones, porque se refiere a la unión de dos plataformas digitales, cuyas principales actividades consisten en comunicar, conectar y enlazar por medios electrónicos a distintos grupos de usuarios, analizar y usar datos, operar centros de datos de cómputo en la nube, programar y desarrollar algoritmos, entre otros (…) Es por ello que el estudio y análisis de estas aplicaciones en los mercados no pueden apartarse del sector de las telecomunicaciones”.

Otro de los comisionados indicó tanto Uber como Cornershop son empresas “sofisticadas” que utilizan, ofrecen y comercializan servicios sobre telecomunicaciones apegados a estándares internacionales emitidos por organismos como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) o la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), por lo que hacer caso omiso a esas condiciones podría derivar en “un análisis incompleto o parcial de una concentración importante” para la industria de telecomunicaciones  y con repercusiones en aspectos regulatorios.

“Las plataformas digitales que se presentan en este caso constituyen comunicaciones electrónicas como se define en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión; son mercados distintos y distinguibles de los productos y servicios finales que se adquieren en mercados tradicionales, proveen a sus usuarios el acceso a la plataforma digital para que los distintos grupos de usuarios se comuniquen, conecten y enlacen para fines diversos; además de que su funcionamiento involucra la transferencia de datos a través de redes electrónicas y de telecomunicaciones, empleando insumos que incluyen centros de datos, cómputo en la nube, así como la programación y desarrollo de algoritmos”, dijo un comisionado del IFT.

Para el pleno del IFT, las plataformas digitales como Uber y Cornershop pueden configurar un mercado de datos, en la cual se obtienen ingresos tanto por la venta de los datos o por su analítica, o por el aprovechamiento del conocimiento del comportamiento de los usuarios, lo cual permite a las plataformas digitales y a los proveedores de servicios, tener un conocimiento profundo del consumidor.

“La influencia o el efecto de competencia que pueden tener estas plataformas en los mercados no se puede explicar sin un análisis técnico, un análisis de la evolución tecnológica que involucra a estas plataformas, pues tienen que ver con inteligencia artificial, Big Data o el deep learning”, platicó un comisionado del IFT. “Y algo que es muy importante, los efectos en la Neutralidad de la Red, pues tiene que ver con el surgimiento de tecnologías como 5G”.