Walmart y la aplicación de entrega de comestibles Cornershop resolvieron dejar sin efecto el acuerdo para unir sus negocios tras la negativa de las autoridades mexicanas a la operación, reportó el jueves la prensa chilena.

“Confirmo que nuestra adquisición con Walmart no va por decisión de los reguladores mexicanos. Respetamos su decisión y de allí no hubo vuelta atrás”. De esta manera, el socio de Cornershop Oskar Hjertonsson anunció vía Twitter que la operación de compraventa fue desechada.

Fue en septiembre del año pasado cuando Walmart anunció la compra de la aplicación que tiene presencia en Chile y México en 225 millones de dólares. Una de las condiciones esenciales era tener la autorización de los organismos antimonopolios de cada país. La Fiscalía Nacional Económica dio su visto bueno, pero su símil mexicano informó que no. Si bien dentro de las opciones que manejaban los involucrados estaba apelar a la decisión de la Comisión Federal de Competencia Económica de México (Cofece), el gasto en tiempo y recursos que significa esto (con altas posibilidades de ratificarse la determinación de la comisión mexicana) llevaron a que ambas partes decidieran no insistir para lograr cerrar el negocio.

Ante la consulta de Diario Financiero, Walmart Chile envió un comunicado de prensa de una página en el que no se refirió directamente al futuro de la compraventa.

Sí destacó que sus clientes podrán continuar usando el servicio ofrecido por Cornershop a través del acuerdo comercial que existe entre las partes, y que “seguirá apostando por su amplia oferta omnicanal, invirtiendo en talento chileno, proveedores locales y explorando alianzas virtuosas que le permitan fortalecer” su estrategia comercial.

“El futuro de hacer compras es unir las tiendas físicas y el e-commerce, alrededor de cuándo, dónde y cómo nuestros clientes quieren comprar”, dijo en el comunicado Horacio Barbeito, CEO de Walmart Chile.

“Este último año ha sido muy bueno. Hemos multiplicado varias veces el negocio y cientos de nuevas tiendas han ingresado a Cornershop”, expresó Hjertonsson vía Twitter. Añadió: “Agradezco el esfuerzo de toda la gente que nos apoyó en este intento fallido de M&A, desde nuestro equipo interno, hasta los millones de abogados y contadores, y obviamente agradezco el esfuerzo de Walmart, en EU, México y Chile”.

Hace un año una noticia tomó vuelo rápidamente, cuando Walmart informó que estaría afinando la adquisición de Cornershop.

La operación profundizaría la estrategia de la gigante estadounidense —ligada a la familia Walton— en su búsqueda de potenciar ventas a través de internet, y así hacerle frente a su archirrival Amazon, empresa liderada por Jeff Bezos.

El 13 de septiembre del 2018, el negocio se concretó, cuando el vicepresidente comercial de Walmart Chile, Gonzalo Gebara, confirmó la compra de la empresa Cornershop, operación que se valorizó finalmente en 225 millones.

Posterior a ello, la empresa, por medio de un comunicado, indicó que Cornershop sería una subsidiaria de la empresa norteamericana y que seguiría siendo una plataforma abierta. La adquisición se concretaría antes de fin del 2018.

Pero la que era considerada como una de las mayores operaciones de los últimos años sufrió un duro traspié a inicios de este mes, cuando la Cofece no autorizó la compra.

A pesar de que no ha publicado el expediente completo del fallo, dio tres razones para explicar su decisión, que, en síntesis, apelaba a que “la transacción podría generar incentivos para desplazar indebidamente o impedir el acceso de otros competidores a la plataforma Cornershop y obstaculizar el desarrollo de nuevas plataformas”. (Con información de Reuters)