Grupo Radio Centro (GRC) y Grupo Siete (G7) definieron concluir una alianza comercial de 26 años sobre la operación de la frecuencia del 92.1 MHz de FM con cobertura en la Ciudad de México y su zona conurbada.

La finalización del acuerdo comercial se hará efectiva el miércoles 31 de julio y entonces Grupo Siete definirá si en esta frecuencia inserta un concepto musical propio como Crystal FM o sale al mercado en la búsqueda de un nuevo interesado en rentar esa señal de espectro.

“Atendiendo a los nuevos retos y oportunidades que plantea el entorno en la industria de la radio, Grupo Radio Centro y Grupo Siete han decidido explorar caminos diferentes (…) Es por ello que ambos grupos deciden de mutuo acuerdo poner fin a la alianza estratégica que desde 1993 los unía en la estación radiodifusora XHFO-FM 92.1”, dijeron las compañías en un comunicado conjunto.

El Economista adelantó el 7 de febrero que GRC devolvería la frecuencia antes de que concluyera el actual contrato comercial entre ambas empresas, que finalizaría el 30 de noviembre del 2020.

Por la frecuencia de los 92.1, Grupo Radio Centro todavía transmite el concepto Radio Red FM —antes noticioso y ahora musical—, tras una reubicación realizada en mayo de 2016 para intercambiar de frecuencia a Universal Stereo hacia la señal del 88.1 MHz y a Red FM al 92.1. Esto derivó en una reformulación del contrato con Grupo Siete ese año, pues el acuerdo entre las partes estipulaba que en los pagos por el arrendamiento del espectro se consideraría a los ingresos y a la audiencia que generara el concepto radiofónico que se transmitiera por esa señal de radio. 

De acuerdo con reportes financieros de GRC a la Bolsa Mexicana de Valores, Universal Stereo reportaba entre 13.0% y 13.6% de los ingresos totales de Radio Centro por transmisión y llegó a tener entre 5.0% y 5.7% de la audiencia total de radio en la CDMX. La estación se colocó entre la quinta y la séptima más escuchada de la plaza cuando operaba desde la 92.1 FM.

El contrato con Radio Centro —conformado nuevamente el 14 de diciembre de 1998 y refrendado en sus partes medulares en 2008, 2013 y 2016— representa uno de los ingresos más importantes para Grupo Siete, que ahora ha comenzado a diversificarse hacia la televisión de paga y la banda ancha fija.

Grupo Siete pagó 22.7 millones de pesos por la renovación de la concesión de espectro de la 92.1 FM, una frecuencia de categoría de transmisión “C”, con capacidad para transmitir más de allá de los 72 kilómetros de distancia.

El retorno de la 92.1 a G7 implicará para Radio Centro una reducción de su participación de audiencia y su tenencia espectral en la banda de frecuencia modulada de la capital, al pasar de seis a cinco estaciones en su poder, y con ello aleja la posibilidad de que el IFT estime por tercera ocasión lanzar una investigación para determinar la existencia o no de un actor con poder sustancial en el mercado de radio.

abr