Líderes del sector empresarial consideraron indispensable que el gobierno mexicano ofrezca respeto a la legalidad y la infraestructura necesaria para llevar sus inversiones a la zona sur y sureste del país.

Al participar en la Cumbre de Capital Privado organizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, subrayó que en dicha región hay “increíbles oportunidades” para invertir, no obstante, una de las condiciones que demandan es el compromiso de la autoridad para hacer valer las leyes.

“Lo que nos pasa definitivamente en la inversión en el sur, y hay múltiples ejemplos, es que los que han ido o hemos ido a invertir nos topamos con una serie de problemas de respeto a la legalidad, desde las comunidades, los derechos de los indígenas”, sostuvo Salazar Lomelín.

El presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Antonio del Valle, coincidió en que se requiere de legalidad, pero también de la infraestructura necesaria para asegurar sus inversiones. “No podemos invitar a una planta manufacturera de lo que quieran, desde cerveza y hasta automotriz, si no tiene acceso a una infraestructura básica como gas a precios competitivos; luz y precios competitivos; carreteras o vías férreas que van a sacar sus productos de dónde los van a hacer”.

Los representantes del CCE y del CMN expresaron lo anterior en respuesta a la titular de la SE, Tatiana Clouthier, quien previamente pidió al sector privado invertir en el sur.

judith.santiago@eleconomista.mx