Los ganaderos del país pugnaron a la Cámara de Diputados porque en el presupuesto federal del 2020 no se recorten los recursos del Programa de Fomento Ganadero, que sirven para financiar a los pequeños empresarios, y advirtieron que, de llevarlo a cabo, se pondría en riesgo la autosuficiencia alimentaria pretendida por el actual gobierno y la productividad del sector.

La Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), que encabeza Oswaldo Cházaro Montalvo, demandó el “tratamiento proporcional” en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, ya que si el objetivo es que el país pueda transitar hacia a la autosuficiencia alimentaria, será indispensable apoyar a que se eleve la producción nacional.

El gobierno federal planteó la reducción del presupuesto para la Secretaría de Agricultura en 30% para el próximo año, respecto a los recursos destinados para el 2019, en donde el programa Crédito Ganadero a la Palabra, que es responsable de entregar al beneficiario especies pecuarias y a cambio éste se compromete a pagar en especie a través de las primeras crías, tendrá una reducción de 76% en el presupuesto.

Dicho programa prevé que tenga un presupuesto de 1,000 millones de pesos para el 2020, cuando los recursos vigentes son por 4,144 millones de pesos.

El dirigente de los ganaderos en el país detalló que se requiere en especial el estímulo al Mejoramiento Genético, Sustentabilidad Pecuaria, Equipamiento e Infraestructura y a la Innovación y Transferencia de Tecnología, a fin de reponer la suficiencia de recursos al sistema de seguro para el sector agropecuario, que en el proyecto de presupuesto sufre una importante disminución.

Oswaldo Cházaro reconoció la actitud responsable de las autoridades de mantener el equilibrio entre el ingreso y el gasto, no obstante, “es necesario escuchar a los productores y aprovechar la experiencia de quienes conocen de cerca las necesidades del sector”.

“Hemos ponderado con respecto al ejercicio 2019, en diferentes foros, las virtudes del programa Crédito Ganadero a la Palabra, el acierto en la resectorización de Segalmex (Liconsa) ahora más cercana a la producción, así como el seguro agropecuario que permite hoy compensar a productores ante contingencias de diversa naturaleza”, explicó.

El dirigente de la CNOG refirió que los ganaderos mexicanos han manifestado desde el primer momento su solidaridad con el gobierno de la República, al identificar entre sus premisas el rescate al campo mexicano, con programas de apoyo a los pequeños productores que son la mayoría de los 800,000 representados por esta organización.

El empresario que representa a los ganaderos en el país conminó a los legisladores a considerar las necesidades del sector en beneficio, precisamente, de cumplir con los objetivos del gobierno de México en el sentido de rescatar al campo mexicano.

[email protected]