México producirá la próxima generación de la camioneta utilitaria Transit Connect de Ford a partir del 2021 en la planta de Hermosillo, Sonora, pues de acuerdo con los planes de la compañía estadounidense se pretende incrementar el contenido regional de su producción para cumplir con el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por lo que cerca de 35% del ensamble de esa unidad se traslada desde España para atender el mercado americano.

Joe Hinrichs, presidente de Operaciones Globales de Ford, afirmó que al producir la pequeña camioneta en Hermosillo, Sonora, se incrementa la capacidad productiva de la empresa en Estados Unidos y Canadá, de conformidad con lo pactado en el T-MEC en lo que se refiere a proteger los empleos y aumentar el abastecimiento de componentes con proveedores norteamericanos.

Además, la decisión permitirá a Ford obtener una mejor rentabilidad como empresa estadounidense. La línea Transit Connect, que forma parte de la línea de vehículos comerciales y camionetas líderes de la industria de Ford, podría tener una producción de 40,000 unidades, cantidad que actualmente abastece España a Estados Unidos.

“Todos los movimientos son parte del compromiso de la compañía de encontrar continuamente formas de aumentar su competitividad global”, dijo Hinrichs.

En España, el director de Recursos Humanos de la planta de Ford en Valencia, José Abargues, comunicó a los representantes sindicales la intención de la empresa de trasladar a la planta mexicana de Hermosillo más de 35% de la producción actual de la Transit Connect.

Dijo, se trata de unos 40,000 vehículos anuales de la nueva generación de “furgos” que a partir de del año 2021 comenzaría su ensamble.

El endurecimiento de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Europa por la aplicación de aranceles también forma parte de esta decisión de Ford, automotriz que ha anunciado recortes de 5,000 empleos en las fábricas de Alemania, el cierre de la planta de Blanquefort en Francia y un fuerte ajuste en el Reino Unido.

En España, la menor producción por la salida de la Transit podría traducirse en la pérdida de 400 trabajadores si no llegan nuevos modelos que la sustituyan.

Otro modelo que se trasladaría de España a México es la SUV Escape, pues actualmente se ha solicitado autopartes a la empresa Gestamp México para surtir a la planta de Hermosillo, y a la de Michigan.

La compañía también informó que los primeros vehículos autónomos de Ford se fabricarán en un nuevo centro en el sureste de Michigan, con vehículos híbridos de calidad comercial especialmente diseñados para este fin, con tecnología de autoconducción y un diseño único.

Como parte de su estrategia para fortalecer su presencia en Norteamérica, Ford anunció en Estados Unidos que invertirá 900 millones de dólares en su planta de Flat Rock, en Michigan, para aumentar un turno laboral en la producción de vehículos eléctricos hacia el 2023.

El plan es convertirse en la casa productora de la próxima generación de vehículos eléctricos, que continuarán el legado de las SUV producidas en la planta de Cuautitlán, México, en el 2020.

Dicha inversión forma parte de los más de 11,000 millones de dólares pactados para su producción global de vehículos eléctricos.

El presidente de Operaciones Globales de Ford, Joe Hinrichs, explicó que al revisar las tasas de crecimiento de los vehículos eléctricos, “necesitamos proteger la capacidad de producción adicional dados nuestros planes acelerados para vehículos completamente eléctricos”.

[email protected]