Ford, junto con su socio, SK Innovation, invertirá 11,400 millones de dólares para liderar la era de la electricidad en la industria automotriz, para lo cual construye un nuevo complejo de producción “más grande, avanzado y eficiente” de vehículos eléctricos en Estados Unidos, que apunta a convertirse en el principal empleador.

El complejo de manufactura Blue Oval estará ubicado en el oeste de Tennessee, EU y fabricará vehículos eléctricos y baterías sustentables.

Ford Motor Company anuncia sus planes para producir vehículos eléctricos a gran escala con dos nuevos sitios sustentables y tecnológicamente avanzados en Tennessee y Kentucky, encargados de producir la próxima generación de camiones eléctricos de la Serie F y las baterías que alimentarán el futuro electrificado de Ford y Lincoln”, informó la automotriz estadounidense a través de un comunicado

En el centro de Kentucky, Ford y SK Innovation planean construir un complejo de fabricación de baterías llamado BlueOvalSK Battery Park donde se han invertido 5.8 mil millones de dólares, creando 5,000 empleos. El sitio está destinado a abastecer a las plantas de ensamblaje de Ford en América del Norte con baterías ensambladas localmente para alimentar vehículos eléctricos de Ford y Lincoln.

Se espera que las inversiones en las nuevas plantas de baterías de Tennessee y Kentucky se realicen a través de BlueOvalSK, la nueva empresa conjunta de Ford y SK Innovation, sujeta a acuerdos definitivos, aprobaciones regulatorias y otras condiciones.

Afirmó, con esta inversión y un espíritu innovador, “podemos cumplir con objetivos que antes se consideraban aislados; proteger nuestro planeta, construir vehículos eléctricos y contribuir a la prosperidad de nuestra nación”, ya que se prevé generar 11,000 nuevos empleos, apoyando a las comunidades locales.

Blue Oval City estará entre los sitios de fabricación de automóviles más grandes de la historia de Estados Unidos. Tal como lo hizo el icónico complejo Rouge en Michigan un siglo antes, Blue Oval City marcará el comienzo de una nueva era para la fabricación estadounidense.

Esta planta abarcará el ensamble de vehículos, la producción de baterías y un parque de proveedores que ofrece eficiencia de costos, al mismo tiempo que minimiza la huella de carbono del proceso de fabricación. Además, utilizará tecnologías activas y conectadas a la nube para impulsar grandes mejoras en calidad y productividad. El sitio está diseñado para agregar más soluciones de sustentabilidad, incluida la posibilidad de utilizar fuentes de energía renovables como la geotérmica, solar y eólica.

rrg