El fabricante de automóviles estadounidense Ford cerrará en septiembre de 2020 su fábrica de motores en la localidad británica de Bridgend, en Gales, lo que supondrá la supresión de los 1,700 puestos de trabajo, anunció el jueves a la AFP una fuente sindical.

La decisión fue avanzada en una reunión entre responsables del grupo y sindicatos y debía ser anunciada oficialmente durante el día.

El cierre se enmarca en un plan de restructuración de Ford en Europa, que emplea a 54,000 personas en el continente, de las cuales 13,000 en Reino Unido, país donde fabrica principalmente motores desde que dejó de ensamblar automóviles en 2013.

"Estamos extremadamente conmocionados por el anuncio de hoy, es un golpe muy duro para la economía galesa y para Bridgend", afirmó Jeff Beck, responsable del sindicato GMB, que espera proseguir las conversaciones con la dirección para "limitar los efectos de esta noticia devastadora".

Esta decisión asesta un nuevo revés a la industria británica del automóvil, que está sufriendo una importante caída de su producción lastrada por la incertidumbre que rodea el Brexit y la ralentización económica mundial.

Recientemente, el grupo japonés Nissan canceló sus planes de fabricar un todoterreno urbano en su gigantesca planta de Sunderland, en el noreste de Inglaterra, Honda anunció el cierre en 2021 de su fábrica de Swindon, en el suroeste del país, y Jaguar Land Rover decidió suprimir 4,500 empleos para ahorrar 2,500 millones de libras y poder invertir en vehículos eléctricos.

erp