El grupo estadounidense de logística y transporte FedEx anunció este martes su intención de suprimir entre 5,500 y 6,300 empleos en Europa luego de la compra en 2016 del grupo holandés TNT.

"Desde la compra, logramos combinar exitosamente los sistemas informáticos y algunas actividades clave de nuestras redes de transporte aéreo, rutero y terrestre, mientras que invertimos en tecnologías e infraestructura", justificó el grupo en un comunicado.

Esa adquisición apuntaba a extender la filial FedEx Express del otro lado del Atlántico "conectando la mayor red de transporte exprés del mundo con una red rutera europea sin igual y una oferta de servicios mundial", recordó la firma en un comunicado.

FedEx afirmó que comenzó a negociar este martes con las instancias representantivas del personal de la empresa sobre estos recortes de personal.

La empresa planea medidas de apoyo a los empleados afectados, diferenciadas por país, e incluye la posibilidad de salidas voluntarias. El proceso durará 18 meses.

El grupo prevé fusionar las redes aéreas de FedEx Express y TNT y hacer del aeropuerto Charles de Gaulle en París, su principal centro de actividad.