Uno de los principales impulsores de la recuperación del salario mínimo en el país, Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, calificó como una señal positiva el acuerdo de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) de llevar a 80.04 pesos su incremento.

En entrevista refiere que con ello se rompe la inercia de fijar el aumento a partir de la inflación. Sin embargo, no han sido suficientes los más de 730 días que le han llevado demostrar que es posible elevar el salario hasta cubrir la canasta alimentaria, por esta razón, seguirán dando la batalla para que el Consejo de Representantes de la Conasami sesione las veces que sean necesarias y se sumen los 10 pesos que faltaron en esta negociación.

¿Cuáles son los beneficios del incremento que anunció la Conasami? ¿Son acordes con la propuesta que ha hecho en diferentes momentos el gobierno de la CDMX?

Vemos una señal positiva. En efecto, después de dos años y medio de que Miguel Ángel Mancera iniciara con esta discusión, en los hechos con esta decisión de la Conasami se da la razón de que el diálogo público, los argumentos y la evidencia que presentamos son correctas.

¿Es suficiente el aumento?

A pesar de que es una decisión en la dirección acertada, es insuficiente. Había ya el espacio y no había duda de que era factible llegar a la propuesta de la propia Coparmex de llegar a 89.35 pesos; también separando el porcentaje y un número discreto. Es decir, faltan 10 pesos, porque el primer estado tiene que ser alcanzar la línea de pobreza alimentaria, la canasta alimentaria para que por lo menos quien trabaje pueda comer, él y un dependiente, pero nos quedamos atrás de ello y creo que hay que decirlo, es insuficiente.

Esperemos que se retome la propuesta de la Coparmex y la que ha hecho el gobierno de la Ciudad de México, que se valore al principio de año, quizá una vez que hayan pasado las negociaciones contractuales y se dé un nuevo incremento discreto de estos 10 pesos para alcanzar el primer estadio.

¿Quedará conforme el gobierno de la CDMX con ese incremento?

Nosotros seguiremos insistiendo y seguiremos en la batalla constante de que estos incrementos no pueden detenerse hasta que no alcancemos la línea de bienestar establecida en Coneval, es decir, hasta que no se logre que aquel mexicano que trabaje una jornada completa en el mercado laboral formal no sea pobre, y eso tiene que ser en el mediano plazo, pero esa lucha tiene que continuar.

¿Están de acuerdo con la fórmula que utilizó la Conasami?

Me parece bien en el sentido de que lo que quieren es impactar en una primera instancia a los trabajadores que menos ganan; además de dar tranquilidad a los empresarios para que no haya una demanda de salario en ese porcentaje a los salarios contractuales; en ese sentido, queda claro que el aumento que trata de corregir el factor inflacionario es 3.9% y lo demás es para ir recuperando la pérdida de más de 35 años.

En el 2017 podría profundizarse recuperación: Coparmex

No estamos cerrados a aumentos adicionales

La posibilidad para continuar mejorando el salario mínimo durante el 2017 quedó abierta en la mesa de la Conasami, a fin de alcanzar la línea mínima de bienestar marcada por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), afirmó Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En entrevista posterior al anuncio oficial, el líder de los patrones que planteó un aumento de 4% al mínimo desde el primer día del próximo año y un incremento nominal de 13 pesos a lo largo del año para alcanzar 89.35 pesos, dijo que el aumento de casi 7 pesos se logra bajo un consenso tripartito.

La Coparmex reconoce el acuerdo histórico de la Conasami, puesto que por primera vez se establece una modificación al salario que, además de tener el referente porcentual ligado a la inflación, como tradicionalmente ha ocurrido, considera ahora un aumento nominal en pesos, como lo propuso recientemente la Coparmex, con lo cual, ni duda cabe, se da un primer paso para recuperar el poder adquisitivo del salario , expresó.

Aunque no se logró lo propuesto por los patrones, no se cierra la posibilidad para que en el 2017, en la medida que se recupere la economía, mejore el salario en otros incrementos nominales , acotó De Hoyos Walter. (Con información de Lilia González)

[email protected]