La Administración Federal de Aviación (FAA) dijo el miércoles que completó junto a Boeing los vuelos de prueba para certificación del 737 MAX, un hito clave hacia el retorno al servicio de la aeronave.

El 737 MAX tiene prohibición de vuelo a nivel mundial desde marzo de 2009 después de dos fatales accidentes en un periodo de cinco meses que resultaron con la muerte de 346 personas.

La FAA afirmó que aún deben analizar los datos de los tres días de evaluaciones y tiene otras tareas que completar.

"La agencia está siguiendo un proceso deliberado y se tomará el tiempo necesario para revisar a fondo el trabajo de Boeing. Levantaremos la orden de mantenerse en tierra sólo después de que los expertos en seguridad de la FAA estén satisfechos con que la aeronave cumple con los estándares de certificación", agregó la FAA.