Las exportaciones argentinas de biodiésel caerían hasta un 39% interanual en el 2014, a 700,000 toneladas, luego de que la Unión Europea (UE) aplicara a fines del 2013 un elevado arancel a las compras del producto del país sudamericano, dijo el martes la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).

En medio de la crisis que atraviesa el sector, la producción de biodiésel de Argentina, uno de los mayores exportadores mundiales del combustible, registraría en el 2014 una baja interanual de hasta 11.5%, a 1.8 millones de toneladas.

La caída de las exportaciones y la producción son aún mayores si se las compara con el 2012, cuando Argentina embarcó 1.6 millones de los 2.4 millones de toneladas que produjo.

Ese fue el último año antes de que el país austral se enfrentara con el bloque europeo el principal destino de los embarques de Argentina por acusaciones de dumping.

"Con el mercado de Europa cerrado, quedan sólo las exportaciones de coyuntura, si el gasoil (diésel) se pone caro respecto al biodiésel en el mercado internacional", dijo el director ejecutivo de Carbio, Víctor Castro, a Reuters.

"El volumen de exportación estaría en el orden de 700,000 a 750,000 toneladas (de biodiésel), con lo que la producción final estaría en el orden de 1.8 a 1.9 millones de toneladas", añadió el directivo de la cámara que nuclea a los principales productores de Argentina, entre ellos Cargill, Bunge y Louis Dreyfus.

A fines de noviembre, la UE aplicó un arancel promedio de 24.6% para los próximos cinco años a las importaciones de biodiésel provenientes de Argentina, bajo la acusación de dumping.

El país sudamericano presentó a mediados de diciembre un reclamo formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la decisión de la UE.

erp