El valor acumulado de las exportaciones mexicanas durante los primeros cinco meses del 2011 alcanzó un nivel histórico al registrar 140,868 millones de dólares y crecer 21% respecto de los primeros cinco meses del año anterior, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En consecuencia, el saldo acumulado de la balanza comercial durante el periodo enero-mayo del 2011 resultó superavitario por 3,233 millones de dólares. Desde 1996 no se presentaba un superávit tan amplio, en aquel año el beneficio acumulado en el mismo lapso fue de 3,365 millones de dólares.

PETROPRECIOS, A LA ALZA

El aumento en el valor acumulado de las exportaciones se debe por mucho a las exportaciones petroleras. Al comparar los primeros cinco meses del 2011 con igual periodo del año previo, se observa que el valor de las exportaciones petroleras aumentó 36.8%, en tanto que el de las no petroleras lo hizo 18.6 por ciento.

Aunado a ello, el precio promedio de exportación de enero a mayo del 2011 se situó en 98.5 dólares por barril, nivel superior en 27.5 dólares respecto del precio promedio del barril de crudo en los primeros cinco mes del 2010.

A nivel mensual, la balanza comercial también presentó un superávit de 555 millones de dólares. En este sentido, las exportaciones de productos manufacturados mostraron un incremento anual de 23.6%, al captar 24,594 millones de dólares. Los crecimientos más significativos se observaron en las exportaciones de productos de la minerometalurgia (58.3%); alimentos, bebidas y tabaco (44.9%); maquinaria y equipo para la industria (41.6%), y de productos pertenecientes a la industria automotriz (26.2 por ciento).

Asimismo, para mayo el valor total de las exportaciones mexicanas agropecuarias y pesqueras mostró un incremento a tasa anual de 25.6%, al registrar 1,081 millones de dólares. Las variaciones más importantes se presentaron en las exportaciones de ganado vacuno (30.6%); de jitomate (47.4%); de cebollas y ajos (45.2%); de pepino (49.8%); de aguacate (38.4%); de uvas y pasas (48.1%); de fresas frescas (33%), y de café en grano (163 por ciento).

INDUSTRIA EXTRACTIVA CRECE

En cuanto a las exportaciones de productos extractivos no petroleros, a mayo del 2011 éstas tuvieron un crecimiento anual de 72.5%, al registrar 374 millones de dólares, mientras que las exportaciones petroleras tuvieron un crecimiento anual de 32.2%, al captar 5,049 millones de dólares.

Cabe destacar que el superávit comercial de 555 millones de dólares que presentó la economía mexicana en mayo del presente año fue de 27.7%, menor al que se tuvo el mes anterior (767 millones de dólares), y que el valor acumulado de las importaciones mexicanas durante los primeros cinco meses del 2011 también alcanzó su máximo nivel histórico al registrar 137,635 millones de dólares y crecer 19% respecto de los primeros cinco meses del año anterior.

EL TRATADO CON JAPÓN ES LA EXCEPCIÓN

CRECEN MÁS EXPORTACIONES A ASIA PESE A NO HABER RED DE TLCS

Pese a que no cuenta con Tratados de Libre Comercio (TLC), a excepción de uno con Japón, Asia se colocó como la región del mundo a donde más han crecido las exportaciones mexicanas.

De enero a abril del 2011, las ventas mexicanas a Asia sumaron 4,501 millones de dólares, 39% más a tasa anual.

Ese resultado fue mejor que los crecimientos en el resto de los destinos: en Oceanía aumentaron 5.8%; en América Latina y El Caribe 27.7%; en África 28.2%; en América del Norte 17.5%, y en Europa 38 por ciento.

En el 2001, Asia abarcaba sólo 1.2% del total de las ventas externas mexicanas, una participación que se disparó a 4.1% en enero-abril del 2011. Las materias primas conforman una gran parte de las ventas mexicanas, pero también hay una porción creciente de bienes industriales, agropecuarios y pesqueros.

Considerando los tres principales productos de exportación (partidas arancelarias, cuatro dígitos) en el primer bimestre del 2011, México exportó minerales de cobre, automóviles de turismo y desperdicios de cobre a China; desperdicios de cobre, aparatos eléctricos, autopartes productos de hierro a India; plata, carne de puerco y aparatos eléctricos a Japón.

Estas ventas se dan cuando el crecimiento de los flujos comerciales en el mundo se está produciendo, sobre todo desde y hacia el continente asiático.