Los gobiernos de México y Canadá exhortaron al Senado de Estados Unidos para que ratifique la revocación del etiquetado de carne COOL, aprobada por la Cámara de Representantes.

En un comunicado conjunto, el llamamiento fue hecho por Ildefonso Guajardo, secretario de Economía; Chrystia Freeland, ministra de Comercio Internacional, y Lawrence MacAulay, ministro de Agricultura, de Canadá.

México y Canadá reconocen que la Cámara de Representantes de Estados Unidos haya revocado la medida de COOL para carne de res y puerco en junio pasado, y reafirmamos nuestro llamado al Senado de Estados Unidos para que actúe de manera inmediata a fin de evitar que entren en vigor medidas de represalias en contra de las exportaciones estadounidenses , dijeron en el comunicado.

El 7 de diciembre, el árbitro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) emitió su informe sobre el daño económico causado a México y Canadá debido a la medida de COOL de Estados Unidos.

Desde el 2011, la OMC repetidamente ha determinado que los requisitos de COOL para carne de res y puerco son discriminatorios y violan las obligaciones de comercio internacional de Estados Unidos.

México podrá tomar represalias por un monto de 227.7 millones de dólares, y Canadá lo podrá hacer por 1,054 millones de dólares canadienses, una vez que la autorización final de la OMC sea otorgada.

El etiquetado COOL obliga a los empacadores a identificar dónde nacieron, se criaron y fueron sacrificados los animales, una información que es impresa en los paquetes de carnes de res y cerdo y otros productos. Las etiquetas dicen, por ejemplo, nacido en México, criado y sacrificado en Estados Unidos .

[email protected]