A partir de este miércoles, el sector empresarial y las diferentes organizaciones de los trabajadores comenzarán las mesas de discusión sobre el tema de reparto de utilidades y definir un tope acorde a la productividad, como parte de la negociación de la reforma laboral, informó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Mencionó que es la primera ocasión en que los trabajadores y los representantes empresariales se reúnen para analizar la forma de cómo aplicar la ley de reparto de utilidades. “Queremos discutir y acotarlo a su debida dimensión y que apoye a los trabajares de menores ingresos, la ley debe beneficiar a los de menores ingresos y que no se aproveche con los de mayores ingresos”.

Carlos Salazar Lomelín había comentado que una de las propuestas más importantes en la discusión del outsourcing es poner un tope a la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), a fin de atenuar el golpe a las finanzas de las empresas. Para ello, el CCE ha planteado -desde diciembre- que se tome como tope a la (PTU) un pago de 30 días de salario, como parte de los cambios a la iniciativa de subcontratación laboral, lo que representaría el doble de lo que actualmente reciben la mayoría de los trabajadores que reciben esta prestación.

El líder empresarial refirió que las discusiones entre los sindicatos y la IP comenzarán mañana miércoles, y a partir de ahí se empezarían a derivar las propuestas distintas, para apoyar a los trabajadores de menores ingresos.

En cuanto al tema de la subcontratación, dijo, se mantiene la postura de “cortar las manzanas podridas, pero no el árbol”.