La compañía española, Acciona Energía, se ha adjudicado un contrato de suministro eléctrico en Chile para el periodo 2018-2032, que atenderá mediante un conjunto de centrales eólicas y solares fotovoltaicas que construirá en los próximos años y que supondrán una inversión de 500 millones de dólares.

La licitación ha sido convocada por la Comisión Nacional de Energía de Chile y el suministro forma parte del Sistema Interconectado Central (SIC) del país. Para hacer frente a esta demanda, Acciona desarrollará en los próximos años centrales renovables por una potencia instalada de 255 megavatios (MW), que suman una inversión de unos 400 millones de euros.

La compañía española ha subrayado que la licitación se ha realizado en competencia con tecnologías convencionales, lo que "ha puesto en evidencia la competitividad de las energías renovables frente a las fósiles en el mercado chileno".

abr