Estados Unidos advirtió que mantiene en firme su decisión de que aumentará aún más los aranceles que aplica a China si ambas naciones no llegan a un acuerdo.

También destacó que con esa alza de aranceles las ventas navideñas no serían afectadas porque las importaciones de los productos para esa temporada ya se realizaron.

Como parte de una tregua en la guerra comercial entre los dos países, Estados Unidos se comprometió a posponer aranceles previamente programados con vigencia ahora a partir del próximo 15 de diciembre sobre importaciones chinas con valor de unos 156,000 millones de dólares, incluidos teléfonos celulares, computadoras portátiles y juguetes.

“Bueno, tiene una fecha límite lógica el 15 de diciembre”, dijo Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, a Fox Business. “Si no sucede nada entre ahora y entonces, el presidente (Donald Trump) ha dejado bastante claro que aplicará los aranceles: el aumento de los aranceles”.

Ross dijo que imponer esta nueva fase de aranceles a los productos chinos no “interferirá con la Navidad de este año”, debido a que los minoristas ya se han abastecido.

Más bien, agregó, es “un muy buen momento si tenemos que aplicar más aranceles”.

Ross hizo esa declaración minutos después de que Trump dijera que su decisión de firmar el proyecto de ley que respalda a los manifestantes en Hong Kong “no mejora” las posibilidades de llegar a un acuerdo comercial con China.

A partir de septiembre del 2019, casi 70% del valor de las importaciones estadounidenses desde China se encuentra sometido a sobretasas arancelarias, cifra que supera en 11 puntos porcentuales la proporción de las importaciones chinas desde Estados Unidos que están en la misma condición.

Sin embargo, Trump insistió en que China todavía “quiere llegar a un acuerdo” e insinuó que aún existe la posibilidad de que ambas potencias lleguen a un acuerdo.

En esa misma línea, Kellyanne Conway, asesor de la Casa Blanca, comentó este lunes que el acuerdo comercial entre las dos naciones aún es posible antes de fin de año.

“Seguro”, dijo Conway, quien destacó que la Fase 1 del pacto está siendo redactada.

Ya Estados Unidos y China habían acordado el pasado 11 de octubre los lineamientos de un acuerdo comercial parcial, lo que implicó entonces el mayor avance en la guerra comercial de 19 meses que ha afectado a las economías de ambas naciones. Pero luego surgieron discrepancias entre las partes.

Amenaza a Francia

Ayer mismo, Estados Unidos amenazó con aranceles de hasta 100% a bienes franceses por 2,400 millones de dólares como represalia a una tasa a los servicios digitales que considera discriminatoria hacia sus empresas.

Vinos espumosos y quesos están en la lista de productos que se verían afectados, desde mediados de enero, después de que un informe de la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijera que esa tasa francesa castiga a empresas tecnológicas estadounidenses como Google, Apple, Facebook y Amazon.

[email protected]