La sueca Ericsson presentó el martes un servicio de suscripción para el trabajo remoto en América del Norte que permitiría a los empleados de pequeñas empresas comenzar a trabajar desde casa en minutos con acceso a aplicaciones con licencia, almacenamiento en la nube y herramientas de seguridad.

La empresa, conocida por vender equipos de telecomunicaciones a compañías telefónicas, se ha beneficiado de la comercialización de equipos 5G y ahora busca diversificarse en otras áreas.

Un cliente comercial puede comprar aplicaciones en un mercado, acceder a la plataforma desde cualquier dispositivo y no necesitaría un técnico de informática dedicado a configurar el sistema.

No solo se puede activar a los trabajadores en minutos, sino que ellos pueden decidir qué empleados pueden tener acceso a ciertas aplicaciones o capacidades, dijo Åsa Tamsons, directora de tecnologías y nuevos negocios.

Y la suscripción comienza en alrededor de 100 dólares por empleado por mes, dijo.

Ericsson se ha asociado con varias empresas para ofrecer acceso a aplicaciones comerciales, pero se espera que enfrente la competencia de firmas más pequeñas que ofrecen productos de escritorio remoto a grandes de la tecnología como Microsoft y Cisco, que venden software para el trabajo remoto.