Querétaro, Qro. Los robos a transporte de carga son una problemática para el sector productivo de la entidad y de la región, impactando en los procesos logísticos de las compañías. 

La presidenta del Centro Empresarial Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Lorena Jiménez Salcedo, dijo que tienen identificadas las vialidades con mayor nivel de riesgo, entre ellas se encuentran las que vinculan al estado con Apaseo el Grande, Guanajuato, tales como el libramiento Apaseo-Palmillas y la carretera Querétaro-Celaya. 

“Ya más o menos tenemos mapeadas las carreteras que están teniendo mayor riesgo, pues todo mundo está mejorando su prevención del delito, pero sí es un tema muy fuerte el que existe, el robo a los camiones y mercancía, muchas veces ya son asaltos con violencia, entonces sí es un tema que lo estamos padeciendo y nos está afectando a todos”, dijo. 

Jiménez Salcedo comentó que esta problemática también se planteó en la reunión que cámaras empresariales sostuvieron con autoridades del municipio de Querétaro, para tratar la implementación del nuevo Reglamento para la Movilidad y el Tránsito que restringe la circulación con de unidades de carga mayores a 3.8 toneladas y que entrará en vigor en marzo. 

Los robos en carretera han afectado a la industria logística, generando un incremento general de entre 4 y 5% en gastos operativos aunado al alza que representa el costo de los seguros de transportación, de acuerdo con el presidente del Consejo Directivo del Clúster para la Innovación Logística de Querétaro, Luis Enrique Hernández Yáñez. 

Afectados

En el estado, 61% de los socios de la Coparmex señaló haber sido víctima de algún delito durante el último año, detalla la encuesta interna que se mide a través del sistema de información de Data Coparmex, la cual emite resultados de noviembre del 2019. 

La presidenta de Coparmex en el estado dijo que estos indicadores son referencia de la incidencia delictiva que se ha generalizado en todo el país. 

A nivel nacional, el indicador corresponde a 65% de los socios que han sido víctimas de algún delito. Las entidades con los mayores indicadores son:

  • Guanajuato (76%)
  • Morelos (75%)
  • Guerrero (73%)

Mientras que los más bajos se registraron en Chihuahua (51%), Nayarit (53%) y Coahuila (con 54 porciento). 

Los delitos que afectaron a los socios a nivel nacional son 30% robo de mercancía, dinero o equipo de tránsito; 17% delito informático; 14% robo hormiga; 11% fraude del consumo del establecimiento. 

En tanto, 6% robo total o parcial del vehículo, 5% extorsión o cobro de piso, 5% fraude bancario, 4% secuestro de algún propietario de la empresa, 4% otros y 3% daños intencionales a las instalaciones de la empresa. 

En este contexto, Jiménez Salcedo instó a que se priorice la generación de política públicas entre los tres niveles de gobierno. 

“El Inegi publicó la encuesta trimestral de percepción de seguridad pública urbana en la que vimos pocas variaciones en la percepción ciudadana, estos datos vienen a confirmar una vez más que cada tres de cuatro ciudadanos siguen sintiéndose inseguros en sus ciudades, esto reitera la prioridad de una política pública de seguridad estructurada y coordinada con un auténtico involucramiento e inteligencia y visión a largo plazo de los tres órdenes de gobierno”, dijo. 

En este contexto –acotó– en el país se dilucidan problemáticas como el alto grado de impunidad, la descomposición social y la falta de estado de derecho. 

“Es un tema que está totalmente generalizado (...) Es un tema que no le compete a una sola trinchera (…) El grado de impunidad que tiene México, ya estamos en alrededor de 98%, por el otro lado vemos un tejido social que se va descomponiendo más, pero hay que ver de qué manera seguir incidiendo cada quien desde su trinchera (...) Es un tema que afecta a toda la población”, destacó la presidenta de Coparmex”, dijo Lorena Jiménez Salcedo.

[email protected]

kg