Uno de los temas que quedaron pendientes en la reforma al sector de telecomunicaciones del 2014 fue la liberación del mercado de las comunicaciones para la seguridad pública, dice el director para México de Motorola Solutions, Héctor Luna. Pero esto no detiene los planes de la compañía que, con 55 años en el mercado mexicano, busca instalar el primer operador virtual móvil de alta seguridad en el país, especializado en la oferta de servicios de comunicaciones críticas para el sector de seguridad pública y privada.

Motorola Solutions, proveedor de servicios y tecnología de telecomunicaciones, es el resultado del spin off que la compañía con sede en Chicago hizo en el 2011, cuando separó su negocio de equipamiento para telecomunicaciones de su unidad de dispositivos móviles para consumo. En el año fiscal 2016, la firma facturó unos 6,000 millones de dólares.

En entrevista con El Economista, Luna explica que la empresa está en el proceso de desarrollo de una oferta over the top de servicios de comunicaciones para el sector de seguridad pública que van desde radiocomunicaciones hasta aplicaciones para transmisión de datos y video en tiempo real que serán comercializados en este mismo 2017 y utilizarán la infraestructura de los operadores comerciales que actualmente operan en el mercado.

A la par, Motorola Solutions ya está en pláticas con Altán Redes, consorcio privado encargado del despliegue y operación del proyecto de la Red Compartida, para que en el 2018 puedan arrancar la operación del operador virtual móvil de alta seguridad sobre esta red de Asociación Público-Privada, y brindar servicios a los órganos de seguridad nacional y seguridad pública tanto federal como estatales.

Los planes de Motorola Solutions llegan en momentos en que el sector de seguridad pública busca adquirir tecnologías y modernizarse para mejorar su actuación. El miércoles pasado, el comisionado general de la Policía Federal (PF), Manelich Castilla Craviotto, dijo durante un encuentro con la prensa que en el Protocolo del Uso de la Fuerza de la PF, que está en revisión por parte de la Cruz Roja, se contempla que todas aquellas actuaciones que sean susceptibles de planificación, tienen que estar respaldadas por el uso de tecnología, por las cámaras, por los audios y todo lo que le dé un contexto correcto a la actuación policial .

Pero también enfrenta un creciente interés de otros jugadores por participar en este mismo segmento a través del uso de la Red Compartida, incluyendo la firma de aeronáutica y seguridad Airbus, que el mes pasado an sus intenciones de lanzar su oferta en los próximos meses.

¿Cuál es la presencia de Motorola Solutions en el sector de seguridad?

Tenemos una presencia muy fuerte a nivel de comunicaciones de seguridad, específicamente en la parte federal y algunos de los Estados de la República. A nivel de instancias de seguridad nacional tenemos soluciones que están coadyuvando a todo el tema de la seguridad directamente en Sedena, Semar, PGR. A nivel estatal, estamos en Jalisco, Nuevo León, Yucatán por mencionarte algunos.

La propuesta de Motorola es ofrecer ofrecer comunicaciones de misión crítica que son propias de cualquier ambiente de seguridad nacional, seguridad pública, protección civil, seguridad estatal, etcétera. La propuesta es ofrecer la columna vertebral de comunicaciones seguras y sobre esta plataforma llevar toda una suite de soluciones de seguridad pública inteligente la cual consta de software, aplicativos, módulos que se insertan en los denominados C4, C5 que permiten integrar las diferentes fuentes de información para permitir a la operación policíaca ser mucho más predictiva que reactiva.

¿Qué tecnologías están llevando al sector de seguridad?

Hemos invertido 500 millones de dólares solamente en el último año en temas de innovación y de todas nuestras soluciones, hoy en día 80% están basadas en software que involucran las nuevas tendencias. Tenemos radios que obedecen comandos de voz, tenemos aplicativos que se montan en diferentes gadgets como son lentes especializados con los que directamente estás viendo los videos de las cámaras que te está mandando el C4 o el C5 para anticiparse a lo que muchas veces podría ser la escena del crimen.

Tenemos micrófonos bocina que se denominan cámaras al cuerpo que permiten estar grabando las escenas que día a día se enfrentan los cuerpos policíacos, e inteligencia que llega a tal grado que si la situación se pone intensa y el policía lleva su mano a quitar el seguro del arma, la cámara automáticamente detecta que la situación ha llegado a un nivel de estrés tal que automáticamente dispara la grabación. Estos dispositivos son muy valiosos, ahora en el nuevo sistema de justicia penal, donde las evidencias grabadas llegan a ser muy necesarias y convenientes.

¿En qué consiste la propuesta del operador virtual móvil y por qué su necesidad?

La red compartida que es una red de banda ancha en formato LTE que viene a subsanar muchas de las deficiencias que teníamos anteriormente en el país. En este sentido esta red va a funcionar a manera que el operador va a ser conocido como el mayorista que va a comercializar capacidad en términos de Gigabytes, y debajo de este gran mayorista se van a desarrollar los operadores móviles virtuales que podrán atacar diferentes mercados específicos. Con la propuesta de Motorola, vamos a impulsar un proyecto de desarrollar el operador móvil virtual de alta seguridad en México que va a permitir desplegar servicios de cuarta generación sobre red de banda ancha, que va a permitir complementar operaciones existentes en materia de seguridad siempre y cuando estas redes estén montadas en estándares abiertos internacionales.

Hoy en día, la reforma a telecomunicaciones ha beneficiado ya a muchos mexicanos pero no ha sido incluyente en el tema de comunicaciones de seguridad. Tenemos la Red Nacional de Comunicación, la red IRIS, que ha sido una red cerrada y controlada por un solo fabricante que no ha permitido ni favorecido la libre competencia. Al ser una red cerrada, es una red que tiene un rezago tecnológico importante, que ya llegó a su fin de vida útil, que no cuenta con refaccionamiento y tiene muchas carencias y al ser una red cerrada que pertenece a un solo fabricante mundial, no ha tenido la oportunidad de desarrollarse al igual que se han desarrollado los protocolos para comunicación crítica avalados internacionalmente como son el P25 y el TETRA.

En terreno, ¿qué permitiría el modelo de operador virtual móvil de alta seguridad?

Va a permitir desplegar aplicaciones del tipo misión crítica como lo son comunicación inmediata encriptada, intercambio de mensajes seguros, encriptados, chat seguro, georreferenciación segura, manejo de imágenes encriptadas y streaming de video que pueden ser manejados en tiempo real que podrán ser usado por los cuerpos de seguridad.

Próximamente haremos un anuncio en el cual vamos a ofrecer en este mismo año un buen número de las soluciones en un formato OTT (over the top) en el cual vamos a manejar estas aplicaciones en los carriers actuales comerciales y conforme se vaya desplegando la Red Compartida se van a ir transicionando estos servicios a un modelo superior con mayor número de servicios como lo es el operador móvil virtual de alta seguridad.

¿Cómo observa el desarrollo de la Red Compartida y el nivel de avance?

Vemos con buenos ojos el nivel de avance que se tiene hoy en día. El proceso de selección de este carrier, Altán, fue un proceso difícil, complicado pero al final del día tenemos un ganador de la Red Compartida y vemos con muy buenos ojos el grado de avance en el desarrollo del proyecto. Estamos confiados que Altán efectivamente va a cumplir la primera meta hacia el primer cuarto del próximo año y así sucesivamente.

¿Ya tienen desarrollado el modelo de negocios y el cálculo de inversión para el desarrollo del operador virtual?

Tenemos ya los modelos de negocio totalmente desarrollados. Estamos en pláticas de manera constante con el consorcio Altán y estamos preparando ya de manera conjunta específicamente lo que pudieran ser los requerimientos de red tanto del operador virtual móvil de Motorola hacia la red de Altán como de la red de Altán hacia el operador móvil virtual de seguridad de Motorola, se trata de estándares abiertos y calidad de servicio que es importantísimo en las comunicaciones de misión crítica.

Estamos listos este año para sacar nuestra oferta OTT este año, basada en carriers comerciales, y el próximo año haremos el lanzamiento del operador móvil virtual que traerá el paquete completo de aplicaciones de seguridad que Motorola ha desarrollado para este nicho en específico, pensado para redes con un despliegue 4G idealmente desde el nacimiento, como es el caso de la Red Compartida.

¿Puede compartirnos una cifra de inversión o los costos de operación en la Red Compartida y cómo será el modelo de negocio?

No puedo compartir cifras, pero en función a la sensibilidad que tienen las comunicaciones de misión crítica, las comunicaciones de seguridad, evidentemente el monto de inversión es alto. Lo que sí te puedo comentar es que la propuesta de Motorola hacia el mercado de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal, viene en función a paquetes. Eso quiere decir que habrá una tarifa fija para el que solamente quiera tener comunicación instantánea segura de voz; habrá otra tarifa para quien quiera tener georreferenciados de manera segura no solamente las unidades sino un grupo de trabajo. Va a ser un menú a la carta donde todas las aplicaciones va a tener un costo y se van a ir generando paquetes.

¿Qué desafíos prevén afrontar de cara al desarrollo de este proyecto?

Todo el tema político, el tema de los anunciados recortes presupuestales del año que viene. Va a ser un año en que conseguir presupuesto va a ser un poco más difícil pero vemos que la seguridad va a ser la principal importancia dentro del país y vería con buenos ojos que ampliando la oferta de servicios tecnológicos que las agencias de seguridad puedan tener, definitivamente pudiera haber un buen balance en cuanto a lo que es riesgo versus las oportunidades que se ven en el país.

¿Y el regulador, el IFT, qué tareas tiene pendientes?< /strong>

La opinión del IFT es importante y es contundente. Definitivamente en materia de telecomunicaciones, las decisiones que enfrentan las autoridades de nuestro país, que regulan el marco de seguridad, no puede ser más simple: continuar con monopolio de Cassidian, continuar con el monopolio de las comunicaciones de seguridad, o abrir las comunicaciones de seguridad a la libre competencia.

Las comunicaciones de seguridad es algo que te impacta a ti, me impacta a mí y a todos los mexicanos. En este espíritu de la reforma a telecom, a la libre competencia, hay que hacerlas incluyentes a las de seguridad. Tenemos un monopolio que se instaló en México y hoy tenemos el gran riesgo de que se siga adelante el monopolio, y que no se abran a la libre competencia, a la tecnología de punta e interoperabilidad con todas las nuevas redes que están surgiendo. Hay que ponerle ojo a terminar con el monopolio

julio.sanchez@eleconomista.mx