En el marco de la Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en donde participaron representantes y ministros de trabajo de los países miembros, Guy Ryder, director general de la OIT, sostuvo que “hay herramientas muy importantes, activos muy útiles que desplegar para poder poner en pie de nuevo el mundo del trabajo”.

Luego de varias jornadas de trabajo y pronunciamientos de los ministros y trabajadores, Ryder resaltó que parte de las herramientas que permitirán avanzar en una recuperación laboral “los conocemos bien y proceden de la propia organización, se trata de las normas internacionales del trabajo, de los marcos normativos que definen los distintos marcos del trabajo”.

Durante su participación virtual ante 36 ministros, la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, sostuvo que en nuestro país se pretenden generar 2 millones de puestos de trabajo pero, añadió “con la reciente entrada en vigor del T-MEC, se permitirá la atracción de inversión asegurando la generación de más y mejores empleos como parte de este tratado y de la reforma laboral del 2019”.

Asimismo, dijo ante el organismo internacional que nuestro país está en el camino correcto para garantizar la libre organización sindical, la negociación colectiva auténtica y un modelo de justicia imparcial y expedito, “logrando así mejorar salarios y condiciones de empleo”. Añadió que la pandemia ha revelado la urgencia de transitar hacia una economía y una política laboral mucho más inclusiva, más solidaria y más equitativa, “celebro que la OIT sea ese espacio de aprendizaje de quienes impulsan políticas de cambio alrededor del mundo”, dijo.

OIT nuevas propuestas

Para el director general de la OIT, los retos en materia de empleo requieren de atención urgente “hemos tomado nota de las distintas prioridades, preocupaciones que desean que tratemos y que se van a incorporar en nuestro proceso de reflexión y nos ayudarán a formular propuestas de programa y presupuesto en consulta con todos ustedes. Las circunstancias que atravesamos sin duda requieren que nos unamos y que despleguemos estos esfuerzos”.

Los datos más recientes para la región revelan que la tasa de desocupación podría subir entre 4 y 5 puntos porcentuales, elevando el número de desempleados a un nivel récord histórico de 41 millones de personas.

En la región, aproximadamente un 40% del total del empleo se desarrolla en sectores económicos de alto riesgo frente a la crisis detonada por la pandemia del nuevo coronavirus, mientras que un 17% lo hace en sectores de riesgo medio-alto.

Alrededor del 60% de los ocupados en América Latina y el Caribe se encuentran expuestos a significativas pérdidas de empleo, de horas trabajadas y de ingresos laborales.

[email protected]