Los precios de la industrias de la transformación mexiquense podrían aumentar hasta 13% si la tendencia en el aumento de las tarifas de alto voltaje persiste; restando competitividad a los productos nacionales ante la oferta global.

El presidente de la Asociación de Industriales del Estado de México (AIEM), César Pereda Rodríguez, informó que en lo que va del mes de mayo, los precios de las tarifas eléctricas se han incrementado 10% en la entidad.

A su vez, Marco Antonio Gutiérrez Alvarado, presidente de la Coparmex Estado de México, comentó a El Economista que las industrias del plástico y de productos metálicos o mecánicos, asentadas principalmente en los municipios de Tlalnepantla y Naucalpan, forzosamente tendrán que encarecer sus productos por realizar sus procesos de manera completamente eléctrica.

Según cifras del Sistema de Información Energética de la Secretaría de Energía, el Estado de México es la entidad con mayores consumidores del servicio, con 3 millones 604,100 usuarios, de acuerdo con el último reporte de marzo, seguido por el DF con 2 millones 779,524; sin embargo, Nuevo León con 1 millón 584,244 usuarios se situó en el primer lugar de ventas por consumo de electricidad, desbancando al Estado de México, el cual había mantenido el liderazgo durante enero y febrero.

De enero a mayo de este año, la tarifa base de alta tensión (uso industrial) a nivel transmisión en el país aumentó de 0.7180 pesos por kilowatt-hora a 0.8790.

Ante ello, el empresario explicó que de 100% de pagos a proveedores, una empresa mexiquense desembolsa 30% para el consumo de electricidad.

Pereda Rodríguez indicó que los industriales del estado han desarrollado alternativas como contar con sus propias plantas eléctricas, que pueden generar ahorros de 10 a 15% en los costos de la electricidad, método que es de mayor utilidad en las horas pico (entre las 6 de la tarde y 10 de la noche) cuando las tarifas cuestan el triple.

Apagones pegan más a empresas

En tanto, las variaciones de voltaje y los apagones acarrean mayores costos que los pagos mismos por consumo eléctrico, debido a daños ocasionados en la maquinaria o por el costeo extra de equipo especial que regule las fluctuaciones de corriente.

[email protected]