A la embajada de Estados Unidos en Managua le preocupa la falta de transparencia en relación con el proyecto de construcción de un canal interoceánico, que fue contratado por el gobierno de Nicaragua con una empresa china, informó este martes en una nota de prensa.

"A la Embajada le preocupa la falta de información y transparencia que ha existido y continúa existiendo sobre muchos de los importantes aspectos de este proyecto", según una nota de prensa de la delegación diplomática.

La sede diplomática estadounidense pidió un proceso "abierto y transparente" en lo relativo al financiamiento, estudios de factibilidad y ambiental, la licitación para la participación de empresas estadounidenses o de otras nacionalidades.

La misión señaló que está analizando la información disponible sobre el proyecto del canal y que sostiene reuniones con distintos sectores del país, incluyendo el gobierno, sociedad civil, las etnias, los empresarios y políticos, así como la empresa china HKND, a cargo de las obras.

"Se ha escuchado tanto a los grupos que apoyan el proyecto como a los que se oponen", precisó la comunicación.

Instó a todos los involucrados en la obra y a quienes la adversan a "evitar la violencia y (que se) garantice el respeto de los derechos humanos".

Por primera vez desde 2013, cuando el gobierno dio la concesión a HKND, la sede diplomática estadounidense emite una opinión sobre el proyecto del canal.

Los estudios de factibilidad, ambiental y financiamiento para el proyecto aún no han sido divulgados por HKND, lo que preocupa a los ecologistas y a la comunidad científica, por los riesgos que podría afrontar el país.

HKND ha prometido concluir los estudios entre marzo y abril de este año.

El gobierno y HKND inauguraron las obras auxiliares el pasado 22 de diciembre en el sector suroeste del país entre protestas de campesinos asentados sobre la ruta de 278 km que recorrería la vía entre el Caribe y el Pacífico.

El canal, con un costo estimado de 50,000 millones de dólares, estaría finalizado en 2019, incluyendo las obras accesorias: dos puertos, un aeropuerto, una zona franca, un centro financiero y un complejo habitacional y turístico.

rarl