Al segundo trimestre del 2016, los ingresos por telecomunicaciones fijas en la región integral Iberoamérica-Estados Unidos contabilizaron 44,755 millones de dólares, un crecimiento nominal anual de 0.8 por ciento, reveló la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI).

Específicamente en Latinoamérica, se registró un crecimiento anual de 6.4% en el mismo periodo.

El mayor incremento interanual tuvo lugar en Argentina con 43.2%; sin embargo, éste no representa un aumento real en los ingresos de los operadores debido al entorno inflacionario que prevalece en el país.

En contraste,el mercado de Honduras mostró la mayor caída en ingresos fijos con 3.6% para el mismo periodo como resultado de la incesante reducción en líneas fijas que no ha logrado ser compensada por el aumento en suscriptores a banda ancha fija.

Factores como el desarrollo y adopción de servicios a través de redes convergentes, las condiciones macroeconómicas y la competitividad de los mercados explican los diferenciales en el nivel y crecimiento de los ingresos fijos tanto entre países como en las regiones referidas.

Aunque Estados Unidos registró una reducción sostenida en los ingresos fijos (1% anual en promedio desde el 2013), éstos constituyen 75.7% de los ingresos totales de la región Iberoamérica-Estados Unidos. Entre los mercados de Iberoamérica, aquellos que mayores ingresos generan son Brasil, España y México, con 3,660, 1,924 y 1,681 millones de dólares, respectivamente.

Del total de los 21 países analizados, 38% (8) generaron ingresos por debajo de los 100 millones de dólares, entre éstos se encuentran Uruguay, Costa Rica y Guatemala.

La OTI destacó la tendencia regional a la sustitución de telefonía fija por servicios móviles, mientras que las suscripciones a banda ancha fija registran un aumento constante.

En el segundo trimestre del 2016, disminuyeron en 3.2% las líneas fijas en la región; por el contrario, el número de suscriptores a banda ancha fija aumentó 6.3 por ciento.

[email protected]